Por InfoQuilmes

Allanan galpón en Quilmes Oeste y recuperan millones de pesos en cables robados

En las últimas horas, agentes de la DDI de Quilmes realizaron un mega allanamiento en una metalera ubicada en las avenidas Triunvirato y La Plata de Quilmes Oeste. Lograron recuperar una gran cantidad de cables que habrían sido sustraídos en los últimos meses en toda la zona Sur del Conurbano bonaerense.

La investigación comenzó a mediados de octubre, cuando desde la empresa Telefónica solicitaron ayuda luego de haber realizado más de 60 denuncias por sustracción de cableado telefónico en el tendido de la vía publica en varias localidades de zona Sur del Gran Buenos Aires, principalmente en los partidos de Quilmes y Florencio Varela.

Según detallaron, los ilícitos se producían en horarios nocturnos y provocaban interrupciones en el servicio a miles de vecinos. Tras analizar varias cámaras de seguridad, lograron detectar que los malvivientes utilizarían como pantalla para ocultar sus operaciones delictivas un comercio que funciona como compra-venta de metales, el cuál poseía un depósito paralelo donde presuntamente ocultaban los elementos sustraidos.

SEGUÍ LEYENDO:  Mujer terminó fracturada en accidente de tránsito en Quilmes Oeste

Con toda la información recolectada se inició la inspección en el lugar, donde hallaron cables de distintos tipos y calibres con la inscripción «Telefónica de Argentina», los cuáles los empleados presentes no pudieron justificar su procedencia. Personal del área técnica de la empresa perjudicada se hizo presente en el lugar y reconocieron que uno de los cables (con un valor aproximado de 14 millones de pesos) había sido robado el pasado 14 de abril en Florencio Varela.

De momento, el fiscal de la UFI N° 5 de Quilmes, Jorge Saizar, dispuso que tanto el propietario del comercio como sus empleados queden en libertad bajo la imputación de «encubrimiento agravado por el ánimo de lucro», mientras que continúa relevándose el material secuestrado.

SEGUÍ LEYENDO:  Hallaron muerto a un hombre en una habitación del hotel CIVASA
Comparte esta noticia: