No se han encontrado widgets en la barra lateral

Un hombre de 57 años fue detenido en las últimas horas luego de un allanamiento en su casa de Bernal en el que secuestraron dos armas de fuego, municiones, cantidad de estupefacientes y uniformes de la Policía Bonaerense. El procedimiento se desencadenó luego de una denuncia por amenazas por parte de una vecina.

Todo comenzó durante las fiestas de año nuevo en Villa Itatí, cuando el ahora imputado habría amenazado con una pistola a quien sería su ex pareja. Tras semanas de investigaciones y recolección de elementos probatorios por parte del gabinete de la Comisaría Segunda de Quilmes, a cargo del subcomisario Diego Román, la Justicia otorgó la orden de allanamiento para el domicilio del sindicado, en inmediaciones de la calle Ituzaingó y Montevideo.

Grande fue la sorpresa de los agentes al requisar la vivienda, situada en uno de los pasillos del asentamiento, al encontrar no sólo una pistola calibre 3.80 y un revólver calibre 45 con numerosos proyectiles, sino además chalecos antibalas, placas y gorras con identificaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Es por ello que ahora investigan si el sujeto guarda relación con hechos de entraderas cometidos por delincuentes vestidos de policías tanto en la jurisdicción como en los alrededores.

También incautaron cuatro bolsas con un total de 216 gramos de cocaína, una balanza de precisión y una libreta con anotaciones. A partir de ello es que la justicia supone que el acusado se dedicaría a la venta de drogas al menudeo en el barrio.

Por la tenencia ilegal de armas de fuego y las amenazas agravadas interviene la fiscal Mariana Curra Samaniego, de la UFIJ N° 6 de Quilmes, en tanto que por la causa de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización quedó a cargo la titular de la UFIJ N° 20 especializada en temática de drogas, Clarissa Antonini.

Comparte esta noticia: