Aseguran que el agua roja del Arroyo NO es sangre y proviene de vuelcos ilegales de transportes

0
224

El Municipio de Quilmes llevó adelante un operativo de bromatología y control ambiental de arroyos en la zona de Av. Tomás Flores al 1100 con el objetivo de identificar, sancionar y multar a aquellos que infrinjan las normas sanitarias y ambientales.

De este modo, continúan los controles que se iniciaron los últimos días ante la aparición del agua con coloración roja en el arroyo San Francisco. Ya se inspeccionaron los frigoríficos Ganadera Las Pampas, El Federal, Agro Industria, la mosaiquera Aternix y la cooperativa Alma Fuerte. Participaron de los operativos la Subsecretaría de Control Ambiental, que lidera Iris Bejarano y pertenece a la Agencia de Fiscalización y Control Comunal, el área de Bromatología y personal de Tránsito.

En tanto, agentes de la Autoridad del Agua estuvieron a cargo de tomar las muestras de agua que, según se informó, “a priori, no indican que se trate de sangre vacuna por lo que se descartarían los frigoríficos como responsables de la contaminación del arroyo”. Asimismo, desde Control Ambiental detallaron que “esta semana se realizaron más inspecciones y rastrillajes en la zona para identificar el origen de la contaminación y se detectaron vuelcos clandestinos hechos por empresas de transportes”. Consecuentemente, personal municipal del área junto con la Policía Ecológica cementaron los espacios por donde se realizaban dichos vuelcos para evitar que sigan contaminando el arroyo.

Comparte esta noticia: