Autorizan a trabajar a los psicólogos en 35 municipios del AMBA

0
272

El Gobierno los autorizó este viernes y les permitirá desarrollar sus actividades laborales en 35 partidos de la Provincia de Buenos Aires, entre ellos, Quilmes.

A través de la Disposición Administrativa 1533/2020 publicada hoy en el Boletín Oficial, que lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y del ministro de Salud, Ginés González García, el Gobierno nacional aprobó el trabajo de los profesionales de la psicología bajo las recomendaciones sanitarias dispuestas para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus.

35 MUNICIPIOS

Los municipios donde podrán volver a trabajar los psicólogos son los siguientes: Quilmes, Berazategui, Avellaneda, Florencio Varela, Almirante Brown,Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Morón, Pilar, Presidente Perón, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

En la norma se aclara que los desplazamientos de los profesionales «deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad exceptuada» y que las personas autorizadas deberán tramitar el “Certificado Único Habilitante para Circulación-Emergencia Covid 19″, en tanto que quienes concurran a los consultorios deberán circular con la constancia del turno otorgado para su atención.

Por su parte, la provincia de Buenos Aires deberá dictar las reglamentaciones necesarias y se establece que el gobernador Axel Kicillof podrá implementarla gradualmente, suspenderla o reanudarla, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria local, y conforme a la situación epidemiológica y sanitaria.

TURNOS

La medida indica que los turnos para la atención presencial deberán darse de modo espaciado entre uno y otro «a fin de evitar aglomeraciones»; se determina que se deberá respetar la distancia entre paciente y terapeuta, la que deberá ser mayor a 2 metros; y se recomienda que la vestimenta de trabajo sea «exclusiva para la jornada laboral».

También se plantea que se deberá evitar que los pacientes concurran acompañados, «excepto niños o pacientes que por situación excepcional requieran acompañamiento»; se determina que el profesional deberá usar cubre boca-nariz; y tendrá que llevar un registro de los pacientes atendidos para su eventual uso en el rastreo de contactos.

MEDIDAS DE HIGIENE

Entre las medidas de higiene y seguridad, se sugiere «facilitar en el consultorio y baño alcohol en gel agua, jabón y toalla de papel al paciente»; se propone una limpieza y desinfección de superficies con agua y lavandina, así como con 70% de alcohol etílico y 30% agua en un rociador en mobiliario y picaportes después de la atención de cada paciente».

El protocolo plantea que al ingreso al consultorio se deberá disponer de un trapo de piso para la higiene de la suela del calzado, «permaneciendo embebido en una solución desinfectante de agua y lavandina a concentraciones recomendadas».

Los psicoanalistas tendrán que ventilar los ambientes entre pacientes, con apertura de puertas y ventanas, que produzca la circulación de aire en forma regular y reducir el mobiliario de consultorios y salas de espera retirando revistas, material de lectura, almohadones, alfombras o juguetes.

Por último, se establece que los psicoanalistas deberán exigir a los pacientes medidas de seguridad sanitarias.

Comparte esta noticia: