Por Federico Ramondi

Encontraron sana y salva a la trabajadora municipal desaparecida

Sabrina Ferreyra fue encontrada en buenas condiciones de salud en un parador de San Clemente del Tuyú. Había sido vista por última vez en la tarde del sábado, cuando salió de su casa en el barrio La Cañada de Quilmes Oeste sin regresar. La mujer, que es empleada municipal, descubrió hace pocos días que sus hijas habían sido abusadas por un amigo de la familia y dejó un preocupante mensaje en las redes. 

La mujer tiene 37 años y se desempeña en el área de Atención a la Comunidad de la Municipalidad de Quilmes. Este sábado alrededor de las 14 salió a bordo de su auto Renault Megane verde con destino incierto. Su familia, amigos y compañeros de trabajo comenzaron a buscarla con desesperación y difundieron su fotografía a través de las redes sociales para dar con su paradero.  

Días atrás Sabrina se había enterado de que sus hijas, de 9 y 17 años, habían sufrido abusos sexuales presuntamente por parte del marido de su mejor amiga, cuando éste se quedaba al cuidado de ellas en su casa de Berazategui. En el caso de la menor de las nenas, los abusos se habrían dado a mediados del año pasado, en tanto que la otra víctima pasó por lo mismo años atrás, cuando tenía 14. 

SEGUÍ LEYENDO:  Hallaron muerto a un hombre en una habitación del hotel CIVASA

Efectivos de la Comisaría Quinta de Quilmes se abocaron a la búsqueda de la mujer, quien antes de desaparecer dejó un preocupante mensaje de despedida en sus redes sociales en el que se responsabilizaba por lo sucedido y pedía que “cuiden de sus hijos”, que ella los cuidaría “desde arriba”. Afortunadamente, tras 24 horas de silencio volvió a atender su teléfono celular y confirmó que había conducido hasta la Costa sumida en una profunda crisis, buscando la manera de afrontar la lucha que tendrá en adelante para conseguir justicia por los aberrantes abusos cometidos contra sus hijas.

Comparte esta noticia: