No se han encontrado widgets en la barra lateral

Este martes, el Tribunal Oral Federal 2 condenó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a 6 años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública con la obra pública en Santa Cruz.

El Tribunal Oral Federal 2 condenó a Cristina Kirchner a 6 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de defraudación en la causa Vialidad. A Lázaro Báez también le dieron 6 años.

La vicepresidenta no fue encontrada culpable por el delito de asociación ilícita, la otra figura por la que había sido acusada junto a otros ex funcionarios como Julio de Vido y Abel Fatala, que también fueron absueltos. De este modo el Tribunal no la encontró culpable de ser «jefa de una banda» como la acusaban los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola. Era el punto más difícil de probar, ya que un Gobierno no puede ser culpado de ser una asociación ilícita. 

Cristina es la primera vicepresidenta de la historia en ser condenada por corrupción durante el ejercicio de su cargo. Aunque no irá presa porque la sentencia no estará firme hasta que Cristina agote las instancias de apelación, primero ante la Cámara de Casación y luego ante la Corte Suprema. Mientras no haya sentencia firme, no se aplicará la condena y por eso Cristina podrá ser candidata el año que viene. 

Los fundamentos de la sentencia se leerán el 9 de marzo de 2023, desde entonces sólo Cristina y los fiscales tienen la posibilidad de apelar el fallo. La vicepresidenta apelará la condena y los fiscales apelarán la absolución que recibió Cristina en el cargo de asociación ilícita. Los fiscales Luciani y Mola habían pedido 12 años de prisión pero los jueces Carlos Gorini, Andrés Bassi y Rodrigo Giménez Uriburu condenaron a la ex presidenta por la mitad de ese tiempo.

La ex jefa de Estado cumplirá 70 años el próximo 19 de febrero. La ley establece que a partir de esa edad se puede solicitar la prisión domiciliaria. Pero no es automático. La norma dice que el juez “podrá” otorgar esa modalidad de detención. De hecho hay personas de menos de 70 años en prisión domiciliaria por problemas de salud o mayores de edad que están detenidos en una prisión.

En caso que Cristina Kirchner esté ocupando un cargo electivo -presidenta, vicepresidenta, diputada o senadora- se abrirá una instancia de discusión política. Se deberá iniciar un proceso de juicio político para que le quiten los fueros. Eso también en caso que la condena sea para que no pueda ejercer más cargos públicos.

La condena tampoco afecta una eventual candidatura para el 2023. Uno de los delitos por el que la Fiscalía pidió que sea condenada contempla como pena la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. Pero ocurre lo mismo que con una detención: la sentencia debe quedar firme. Respecto de una candidatura, Cristina Kirchner cuenta con el antecedente del ex presidente Carlos Menem. Para las elecciones de 2017, el riojano tenía una condena por la venta de armas a Croacia y Ecuador y se pidió su inhabilitación para que pueda postularse para ser reelecto senador nacional. Pero la Corte Suprema avaló que vaya a elecciones porque la condena no estaba firme.

Los condenados del caso Vialidad

Cristina Kirchner

6 años de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos por considerarla penalmente responsable por los delitos fraude al Estado.

Lázaro Báez

6 años de prisión por ser partícipe de administración fraudulente de la administración pública.

Julio De Vido

Absuelto sin costas.

José López

6 años de prisión por defraudar al Estado.

Nelson Periotti

6 años e inhabilitación perpetua por considerarlo penalmente responsable del delito de fraude a la administración pública.

Mauricio Collareda

4 años de prisión e inhabilitación perpetura para ocupar cargos públicos por defraudar al Estado.

Juan Carlos Villafañe

5 años de prisión por considerarlo penalmente responsable de administración fraudulente. Inhabilitado de manera perpetua para ocupar cargos públicos.

Osvaldo Daruich

3 años y seis meses de prisión por defraudar al Estado e inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Raúl Pavesi

4 años y seis meses por defraudar al Estado e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Inhabilitado de manera perpetua para ocupar cargos públicos.

Claudio Abel Fatala

Absuelto sin costas.

Raúl Santibañez

4 años por defraudar al Estado e inhabilitado de manera perpetua para ocupar cargos públicos.

Héctor Garro

Absuelto. Había sido acusado por defraudar al Estado e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Carlos Santiago Kirchner

Sobreseído por incumplimiento de funcionario público y absuelto por asociación ilícita.

Comparte esta noticia: