Por InfoQuilmes

Confirmaron fecha de asunción del nuevo Obispo Auxiliar de Quilmes

El Obispado de Quilmes anunció que el nuevo Obispo Auxiliar de la Diócesis, Eduardo Gonzalo Redondo Castanera, designado por el Papa Francisco hace un mes atrás, asumirá sus funciones el 17 de febrero del año próximo.

La información la dio el vicario general de la Diócesis de Quilmes, quien a través de las redes sociales destacó la cercanía afectiva del designado nuevo obispo Auxiliar de Quilmes con la figura del primero obispo de la Diócesis, Jorge Novak.

La ordenación episcopal del nuevo Obispo Auxiliar se llevará a cabo el viernes 17 de febrero de 2023 en la Iglesia Catedral «Inmaculada Concepción» de Quilmes Centro.

El vicario general de la Diócesis de Quilmes, Lucio Carvalho Rodrigues, a través de las redes sociales, expresó: “Algunos hemos tenido oportunidad de dialogar con el nuevo obispo auxiliar, el Padre Eduardo Redondo Castanera, operario diocesano, a través de las redes, ya que, si bien el Padre Eduardo es argentino, se encuentra en este momento llevando adelante su ministerio en Perú”.

“En esas charlas informales fuimos conociendo algo de su vida, su familia, su recorrido vocacional y ministerial, y sus opciones pastorales. Nos ha sorprendido gratamente su cercanía afectiva a la figura de nuestro primer pastor, el siervo de Dios Jorge Novak, y su comunión con los cuatro cauces fundacionales de nuestra diócesis: la misión, el ecumenismo, la opción por los pobres y la defensa de los derechos humanos”, acentuó.

Al tiempo que agregó: “Nuestro Padre Obispo Carlos (Tissera) había compartido con Eduardo algún encuentro en el sínodo sobre los jóvenes del año 2018, del cual ambos participaron como sinodales, pero sin imaginar siquiera que unos años después sería designado para colaborar con él en el pastoreo de la diócesis”.

“Queremos hoy comunicar la grata noticia de que la ordenación episcopal del Padre Eduardo se llevará a cabo el viernes 17 de febrero de 2023 en nuestra Iglesia Catedral «Inmaculada Concepción». Que este tiempo, en el cual el Padre Eduardo irá preparando su corazón para este nuevo y peculiar servicio que se le confía, nos disponga a recibirlo y acompañarlo, de modo que, junto a nuestro obispo Carlos, sigamos «caminando juntos» en esta Iglesia sinodal. Y recemos confiados en que Dios no dejará de asistirnos con su gracia y misericordia”, concluyó.

Comparte esta noticia: