Por InfoQuilmes

Conmoción por la muerte de un joven quilmeño en la Patagonia

Lautaro Álvarez (22), más conocido por sus seres queridos como «Chapa», era un joven oriundo de Quilmes que en Noviembre del año pasado decidió ir a probar suerte a la Patagonia donde comenzó a trabajar en el sector gastronómico, cuyo rubro lo apasionaba. Sin embargo, el fin de semana fue encontrado ahogado en el Lago Lácar y la noticia generó conmoción en nuestra ciudad.

El hecho ocurrió el sábado en las playas de Catritre del mencionado lago ubicado en la localidad de San Martín de los Andes (Neuquén), cuando una vecina que recorría la zona advirtió la presencia del cadáver y dio aviso a las fuerzas de seguridad. El fiscal a cargo del caso informó que sobre la playa se habían encontrado algunas pertenencias del hombre aunque entre ellas no estaba su documento, por lo que no lograron identificarlo en un primer momento.

El cuerpo fue retirado del agua por personal de Prefectura para luego ser trasladado a la morgue de Neuquén donde se realizó la autopsia, cuyos resultados preliminares mostraron que tenía varios traumatismos, entre ellos una fractura de cráneo. «Hay varias hipótesis. Nosotros no podemos aseverar nada porque hay una investigación en trámite. Por el momento, no pensamos que fue una muerte violenta indicó Juan Carlos Ibarra (Director de Seguridad Interior de Junín de los Andes) a un medio local.

«Lo que se confirmó que el joven sufrió varios golpes, los cuales podrían haber sido provocados a causa de una caída al lago. Es por eso que una de las hipótesis por estas horas es el de una caída accidental», señalaron otras fuentes del caso, aunque informaron que los resultados completos de la autopsia estarán en las próximas horas.

La noticia de su muerte generó conmoción en Quilmes, donde sus amigos lo despidieron con mensajes emotivos en redes sociales: «Chapita… hermano, amigo, compañero… un ser de luz, buen tipo, te escuchaba y te aconsejaba siempre, una persona que te empujaba a sacar lo mejor de uno mismo. Hace años que el gusta la gastronomía, pudo cumplir el sueño de viajar y trabajar en el sur, donde su alma era libre y llena de felicidad, por amor a conocer y aprender cosas nuevas. Otra de sus pasiones… la música, admiraba escuchar sus rimas, un talento increíble, palabras y frases que le salían instintivamente para expresar algún sentimiento como ningún otro… Te despido con un profundo dolor y con muchas preguntas«, a la vez que pidieron que la investigación continúe.

Comparte esta noticia: