No se han encontrado widgets en la barra lateral

Una familia de La Ribera de Quilmes vive momentos de preocupación desde hace más de 20 días, cuando un poste de luz se desprendió del suelo y sólo es sostenido por un cable. «Mis hijos no pueden usar la pileta por miedo a que se les caiga encima, hicimos muchos reclamos pero nadie vino, vivimos con miedo», señaló la dueña de la casa.

Desde el día 3 de enero los habitantes de una vivienda ubicada en Sardou 713, entre Garibaldi y Humberto Primo bis, se encuentran preocupados por un poste que está siendo sostenido sólo por los cables del tendido eléctrico. «Los vecinos nos ayudaron a apuntalarlo, pero en el patio mis hijos tienen su pileta y no la pueden usar ni salir a jugar por miedo a que termine de caerse y justo ellos estén ahí, o peor aún, que se corte un cable y caiga justo sobre la casa», señaló Lara.

«Llamé a Edesur, Defensa Civil, a la Municipalidad de Quilmes, a los Bomberos y hasta a la Policía, vienen, ponen una cinta, sacan una foto y dicen que hasta la medianoche hay tiempo para que vaya una cuadrilla, pero eso nunca pasa», agregó. La mujer señaló que tiene realizados varios reclamos pero que no ha obtenido una respuesta favorable en 20 días e hizo un posteo en el que responsabiliza a las autoridades si algo llega a pasarle a ella, su padre o sus hijos.

SEGUÍ LEYENDO:  Mayra Mendoza completó una intensa agenda de actividades en La Ribera
Comparte esta noticia:

Por Facundo Muñoz

Periodista - Te invito a seguirme en mis redes