Detienen a dos hombres acusados de realizar nueve entraderas en Quilmes y el Conurbano

0
278

Dos jóvenes fueron detenidos acusados de formar parte de una banda delictiva que cometía robos bajo la modalidad entradera en varias localidades de la zona sur del conurbano bonaerense y que además sustraía llaves de autos para robarlos días después, cuando estaban estacionados, para emplear en nuevos hechos criminales, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de una organización conformada por tres jóvenes delincuentes, a quienes se les atribuyen al menos nueve robos bajo esa modalidad en las localidades bonaerenses de Quilmes, Avellaneda y Lomas de Zamora.

Según explicó un vocero judicial a Télam, los hombres fueron apresados tras una serie de allanamientos ordenados por la fiscal Ximena Santoro, quien subroga la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12 especializada en robo y hurto del automotor y autores ignorados.

Los procedimientos se realizaron en la zona de la ribera de Quilmes, en el asentamiento de Villa Itatí, de la misma localidad, y en zona de El Pato, sobre ruta 2. La detención del líder de la banda, se efectuó ayer en Quilmes, cuando estaba por ingresar a la vivienda de su exesposa para cuidar a su hijo.

“Tras una serie de averiguaciones se estableció que el acusado iba todos los días durante un lapso de tres horas a cuidar a su hijo a la casa de su exmujer, por lo que se montó una guarda para lograr detenerlo”, explicó una fuente con acceso a la investigación.

Dentro del vehículo en el que se trasladaban los acusados fueron secuestrados varios electrodomésticos, joyas y alhajas, ocho teléfonos celulares y una llave de un auto marca Audi, elementos que se estableció que fueron sustraídos de una casa del centro quilmeño horas antes.

“La banda se dedicaba a realizar entraderas y además de sustraer algunas pertenencias se llevaban llaves de los vehículos de las víctimas que robaban varios días después, cuando estaban estacionados, para realizar nuevas entraderas”, explicó el investigador.

El mismo pesquisa agregó que los delincuentes iban en con auto propio y con otro robado, que luego era descartado. «Se pudo establecer que la llave del Audi hallada corresponde a un robo denunciado en la localidad de Lomas de Zamora a inicios de septiembre. Aún no se logró encontrar el vehículo», señaló el pesquisa.

La fiscal Santoro logró determinar al menos siete robos en Quilmes, uno en Avellaneda y otro en Lomas de Zamora. Además de los dos jóvenes, hay un tercer integrante de la banda que se encuentra prófugo y es buscado por la Policía.

A través del sistema AFIS de huellas digitales se estableció que el líder estaba prófugo y acusado de llevar a cabo una entradera en 2015.

Santoro imputó a los detenidos y los indagará por seis «robos doblemente calificado por poblado y en banda y por empleo de arma de fuego, resistencia a la autoridad, y abuso de arma crimins causa y portación ilegal de uso civil».

Fuente: Télam.

Comparte esta noticia: