Empresa de Quilmes recibió 1.500 kilos de residuos informáticos para reciclar

0
212

Tras un freno por las medidas de aislamiento social y preventivo en el país a causa de la pandemia por coronavirus, se reactivaron los envíos que la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) hace de sus residuos de aparatos eléctricos y electrónicos para su adecuado tratamiento y posterior disposición final. En el marco del proyecto EcoCompus del Centro de Gestión Ambiental y Ecología (Cegae) de la Unne y la Facultad de Ingeniería, se envió una tonelada y media.

“Estamos muy contentos de recomenzar con los envíos de residuos informáticos de la Unne a su destino final, y cerrar el ciclo de su vida útil con el reciclaje y la disposición final adecuada, asimismo cumplir con uno de los objetivos del proyecto que es promover el desarrollo de un Campus Sustentable.”, dijo el profesor Luis Ariel Pellegrino, director del Cegae, en relación a este quinto envío que partió este martes 29 de junio hacia la planta de la empresa Silkers S. A., que funciona en el parque industrial tecnológico de Quilmes. 

Esta firma, con la que la Unne viene trabajando desde el 2017, es una empresa dedicada a gestionar en forma sustentable los desechos de aparatos eléctricos y electrónicos generados en el país. Su actividad se enfoca en generar valor a los ciudadanos, empresas y organismos oficiales, reduciendo la cantidad de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos a través del reciclado y la valorización de sus constituyentes. 

En esta ocasión, el cargamento contenía CPU, monitores, teclados, impresoras, fotocopiadoras que quedaron en desuso en distintas dependencias de la universidad, tanto en Chaco como en Corrientes. Todo el material fue asegurado (para un mejor tratamiento y transporte), en 4 pallets de unos 350 kg cada uno. El anterior cargamento fue de más de 2.000 kilos y se envió en febrero de 2019. Otros tanto se realizaron en los años 2015, 2017 y 2018

Comparte esta noticia: