Por Federico Ramondi

Encontraron el cuerpo del joven ahogado en una tosquera de Ezpeleta

Tras varias horas de rastrillajes, finalmente la Policía encontró el cadáver de César Estigarribia, el adolescente de 16 años que desapareció el miércoles luego de ir a pescar con un grupo de amigos a la tosquera de Ezpeleta. El hallazgo se dio hoy apenas se retomaron las tareas de búsqueda.

El joven oriundo del barrio Naval había ido a pasar el día con sus amigos a la tosquera ubicada en al costado de la Autopista Buenos Aires – La Plata a la altura de la calle La Guarda, sin embargo no regresó esa tarde y comenzó entonces la preocupación en la familia. Según trascendió, los amigos del chico habían dicho a su tía que finalmente César no los había acompañado y que fue hacia otro lugar, sin precisar dónde.

Comenzaron entonces horas de desesperada búsqueda. La foto de César se viralizó en redes sociales, intentando dar con su paradero. La denuncia por su desaparición fue radicada en la Comisaría Primera de Quilmes, al mando del comisario Javier Gonedorosqui, que se hizo cargo de encabezar los rastrillajes en la tosquera. Del operativo participaron buzos tácticos, Bomberos Voluntarios y personal de Defensa Civil del Municipio de Quilmes.

Mientras esto ocurría, alrededor de las 16 de este jueves la familia de César subió a la Autopista y cortó la mano sentido a La Plata, haciendo un piquete con quema de neumáticos para reclamar por su aparición. La manifestación duró sólo algunos minutos, ya que las autoridades intervinieron para liberar la traza. Los allegados habían advertido que volverían a las 19, pero dieron marcha atrás con la medida luego de que uno de los amigos se quebrara y contara el triste final que nadie quería oír: César se había ahogado y ellos sabían dónde estaba.

Al caer el sol este jueves se debió levantar el operativo, ya que por protocolo no pueden ponerse en riesgo las vidas de los rescatistas y en la obscuridad cerrada de la noche los esfuerzos serían infructuosos. Los procedimientos se reanudaron a primera hora de este viernes, ya con un radio de búsqueda más acotado. Fue entonces que encontraron el cadáver. Con inmenso dolor, un grupo de familiares ingresó al predio para reconocerlo.

El cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial de Ezpeleta, donde será sometido a una operación de autopsia para determinar cuáles fueron las causales del fallecimiento. A partir de ello, los investigadores deberán reconstruir cómo fueron esas últimas horas y determinar su se trató de una tragedia o si hubo terceros involucrados.

Cabe recordar que las diversas tosqueras que hay en Quilmes se han cobrado numerosas vidas a lo largo de los años, sobre todo en verano. Pese a la prohibición de ingreso a las mismas, dada su peligrosidad, muchos siguen ingresando a esos predios saltando alambrados, muros perimetrales y no acatando las advertencias de la cartelería allí ubicada.

Entre los factores que convierten estos espejos de agua en verdaderas trampas mortales están la consistencia del fondo, un barro similar a una «arena movediza»; la diferencia entre la temperatura superior del agua y la inferior, que puede llegar a provocar hipotermia en cuestión de minutos; y las profundidades que no pueden calcularse a simple vista.

Foto: Lucas Díaz – El Inquisidor

Comparte esta noticia: