Encontraron en Quilmes 55 caños robados de una obra pública de Salta

0
806

Gendarmería Nacional recuperó en Quilmes 55 caños que habían sido robados de la obra abandonada del Gasoducto del NEA en Salta por valor de 13 millones de dólares.

El operativo se llevó a cabo en predios de la empresa Depofer, luego de que la fuerza federal corroborara con un drone el testimonio de un camionero, el cual declaró que esos tubos franquearon los controles camineros con la resolución municipal 1215 de Aguaray, por la que el intendente Jorge Enrique Prado enfrenta un proceso de destitución iniciado por el Concejo de la localidad norteña.

El diario local de esa provincia destacó que la recuperación de 7 kilómetros de caños no sería la única novedad, ya que la semana entrante empresarios que adquirieron caños de la paralizada obra del Gasoducto del NEA comenzarían a ser citados a indagatorias. Los principales directivos de Depofer, José Rossi y Alejandro Rigiracciolo, quedaron al borde de una imputación penal.

Según trascendió, los encargados de la empresa que vende estructuras metálicas en la intersección de la autopista Ricardo Balbín y avenida Guido, en Quilmes, se resistieron al allanamiento e intentaron por todos los medios evitar que gendarmes atravesaran el portó.

Allanamiento en Quilmes. Foto: El Tribuno

Ante cuestionamientos formales, el allanamiento se retrasó en espera de que el juez federal de Quilmes, Luis Armella, respondiera a un exhorto que le dirigió Montoya. Mientras esto ocurría, el juez federal de Orán dispuso que se acordonara el predio.

En el procedimiento intervinieron funcionarios de Integración Energética Argentina (Ieasa), la sociedad estatal que reemplazó a Enarsa y se presentó como querellante en la causa en la que Freddy Céspedes, exsecretario de Hacienda de Aguaray, que también enfrenta cargos.

Mercado ilegal

Especialistas aseguran que los caños del Gasoducto del NEA se venden en el mercado negro como comederos para vacas y para otros usos clandestinos.

Comparte esta noticia: