Por InfoQuilmes

Gerardo Morales: «Las organizaciones sociales se tienen que auto interpelar…”

El gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales cerró la primera jornada de su visita a la provincia de Misiones con un acto con la militancia y los vecinos en el Comité de la localidad de Alem.

Durante el encuentro Morales dejó definiciones sobre el rol de la UCR en JXC, los desafíos de la coalición, pero también planteó su visión sobre el camino que debe transitar la Argentina para darse un plan productivista y federal con visión de futuro. «Las organizaciones sociales se tienen que auto interpelar porque te meten 5000 personas en la 9 De Julio, pero para conseguir beneficios y montar un estado paralelo”.

“Ahora lo único importante es abordar la agenda de la gente, hay buen diálogo, y tenemos que entender que la sociedad nos está demandando que nos ubiquemos en la agenda de la gente, de la que a veces, por las peleas nuestras también, nos apartamos”.

“La consigna básica es fortalecer al radicalismo en la unidad, tenemos un partido que tiene mucha musculatura, que no se pretende dueño de JXC, ni tampoco acepta dueños, que quiere una relación simétrica en JXC, de respeto, como la que hoy tenemos. Se ve mucho lío afuera, pero estamos trabajando muy bien, entre tantas fuerzas políticas, con el trabajo que estamos haciendo con nuestras fundaciones. Así que la premisa es la unidad del radicalismo, que además de tener musculatura está aportando dirigentes emergentes en todo el país”.

“Otro de los desafíos que tenemos a continuación es que podamos lograr un gobierno de coalición, que no es fácil, que no ocurrió entre 2015 y 2019, con todas las características que ha tenido esa gestión de la que hemos formado parte. Creo que necesitamos decididamente dar ese paso, que es una nueva experiencia en el país, el FDT está aprendiendo eso, no es fácil, nada más que ellos están en gestión de gobierno y eso reciente la gestión e impacta en la gente. Necesitamos un gobierno de coalición, y en mi opinión las fórmulas integradas pueden ser un paso que pueda dar esa garantía, pero falta tiempo”.

“La integración de las fórmulas tiene que basarse en un plan de gobierno, en la asignación de responsabilidades, en liderazgos. Esas son las características básicas para que podamos tener un gobierno de coalición”.

“Yo aún no me lancé, pero ya expresé mi decisión política de ser candidato a presidente. Falta mucho todavía, los meses cruciales van a ser marzo y abril, cuando vamos a tener nuestro plan de gobierno, y abril y mayo van a ser meses decisorios para ver cuáles van a ser las fórmulas que vayan a las PASO. Tenemos que hacer un gran esfuerzo para llegar a ese momento armónicamente, bien, con la madurez que requiere el pueblo argentino de una fuerza política que quiera gobernar el país. Algo que todavía no sabemos, nadie gana hasta que no se cuentan los votos, hay que ser humildes en eso y tener convicciones. El desafío de la Argentina es llegar con liderazgo, capacidad de gestión y un plan de Gobierno, algo que no tiene este gobierno, y que tampoco tuvimos nosotros cuando llegamos, más allá de que hubo liderazgo”.

“Para marzo vamos a tener un plan de gobierno, donde, obviamente, hay que resolver la macro primero. Las Pymes representan el 60% de las fuentes de trabajo, y hoy los dueños de las pymes se levantan a leer el boletín oficial para ver qué reglas se cambian. El problema económico hoy es la política. No podemos vivir en un país así, con tanta incertidumbre. Hay que dar certezas”.

“Entonces, primero la macro: política monetaria, tipo de cambio, un Banco Central, que tiene que ser independiente totalmente, y equilibrio fiscal. Pero hay que tener cuidado con quedarnos solo en eso. El plan económico no solo tiene que ser solucionar la macro, porque si vemos las crisis en el ‘85, el Plan Austral, resolvimos esos problemas, pero le faltó una política productivista. Luego en la década del ‘90, la Convertibilidad acomodó la inflación los primeros años, después hubo desequilibrio fiscal, pero nunca hubo política productiva, por eso al fin de la Convertibilidad teníamos destruído el aparato productivo. Luego la crisis del 2002 también, nos recuperamos hasta 2005, luego la del 2008 también se arregló la macro, pero no la micro, como volvió a pasar con la crisis de 2018, que nos tocó a nosotros en ningún caso hubo políticas productivistas”.

“Los ortodoxos se encierran con la macro y dejan de ver el país productivo. El Decreto 814, por ejemplo, un decreto que baja las contribuciones patronales en el interior del país y resuelve en alguna medida las asimetrías. Ahora, esos que se llenan la boca de bajar los impuestos son los primeros que desde Buenos Aires, se enredan en las 10 manzanas de la City porteña, y miran esos esquemas de beneficios impositivos para la producción, y los ven como un gasto. Son muy contradictorios”.

“Yo creo que el camino es ir no solo a la macro, sino también a la micro. Hay que tener un proyecto productivista. Hay que hacer reformas en la legislación laboral. Hoy tenemos al 40% de los argentinos como trabajadores informales o sin trabajo, hay que resolver esos temas. Hay que tener una legislación de PYMES, hay que ser disruptivos, armar otra economía en la República Argentina. hay que terminar con la joda de los planes. La joda de esos delincuentes que le sacan la plata a la gente y hay que poner esos fondos en función de la producción”.

“Las organizaciones sociales han manejado hasta julio de este año 350 mil millones, hasta fin de año van a manejar 700 mil millones, un paquete de presupuesto que si lo ponés en las pymes para que tomen a los que son beneficiarios de planes sociales, van a tener trabajo. Entonces lo que necesitamos es recuperar la cultura del trabajo y del esfuerzo, porque la gente lo que quiere es trabajo digno. Las mujeres que las obligan a llevar los chicos a una marcha para mantener el plan, y además les meten la mano en el bolsillo, hay que terminar con ese tema, buscar otra orientación que le dé dignidad a las personas”.

“No estoy en contra del área núcleo, al área núcleo hay que sacarle el pie de encima, que produzca, queremos más riqueza, más producción, más empleo, pero también hay que mirar al resto del país, tenemos que poner en marcha al país. No tenemos gas, tenemos un déficit de energía de 15 mil millones de dólares, la verdad somos un paquete de giles a la hora de hablar de la falta de gas en el país teniendo Vaca Muerta”.

“En nuestra gestión terminamos con un déficit de 1700 millones de dólares, ahora es de 5300 millones. Hay que terminar con esa joda también. Hay que terminar con el relato de que la falta de dólares es culpa del que genera trabajo, oportunidades”.

“Hay que hacer que la ley de coparticipación se cumpla, hoy la provincias reciben el 32% y deberíamos recibir 48%, solo hay que cumplir con la ley. Hoy tenemos dos países, un gobierno nacional que está quebrado, que tiene que arreglar muchos problemas para la economía de todo el país pero especialmente sus cuentas fiscales, y provincias que casi todas están con superávit, ojo con que se haga lo de la década del 90, que empezó a meterle mano Cavallo, y las provincias terminaron emitiendo bonos”.

“Hay que hacer un plan productivista y federal, meter cambios estructurales que no se hacen de la noche a la mañana. Ojo con los que vienen con el verso que esto se resuelve de la noche a la mañana. En marzo vamos a llegar con un programa consensuado de todos en JxC, obviamente que quien gobierne pondrá su impronta, porque este es un país presidencialista”.

“Para solucionar los problemas tiene que haber planes de mediano y largo plazo, y para eso tiene que haber diálogo. Yo no me inscribo en la grieta, me inscribo en el diálogo, en la posibilidad de políticas de mediano y largo plazo”.

La visita de Morales a Misiones continuó con diversas actividades en las localidades de Montecarlo y El Dorado.

Comparte esta noticia: