Incendio y destrucción total en la planta de reciclado de Villa Itatí

0
340

Alrededor de las 7 de la mañana de este miércoles se desató un terrible incendio en la planta de reciclado de cartón ubicada en el corazón de la Villa Itatí de Bernal Oeste. La destrucción fue total y afectó también a un comedor que acabó en ruinas.

La densa columna de humo que se originó por el fuego, avanzando sobre la enorme cantidad de material inflamable, podía verse desde la Autopista Buenos Aires – La Plata, en una imagen que recordó los lamentables acontecimientos del 10 de diciembre de 2016, en que las llamas arrasaron con toda la cooperativa que en ese momento daba trabajo a un centenar de vecinos. Esta mañana los vecinos alertaron a la central de emergencia, pero para entonces el incendio ya era generalizado.

Una decena de dotaciones de Bomberos Voluntarios de Bernal y Quilmes trabajaron para extinguir el foco del inmueble situado en inmediaciones de Pilcomayo y el Acceso Sudeste. En los alrededores, personal de Defensa Civil, Tránsito y Patrulla Urbana, junto a móviles de la Policía Bonaerense, realizaron cortes de tránsito perimetrales para facilitar la labor de los idóneos. Asimismo, tres ambulancias del SAME estuvieron en apresto por la eventualidad de que hubiera heridos o afectados por la inhalación de humo.

SEGUÍ LEYENDO:  Choque múltiple en Bernal: Un herido

Para las 9.30 de la mañana los bomberos habían logrado controlar el siniestro y se destacó que no se lamentaron víctimas. Sin embargo, los daños fueron totales no sólo en la planta de reciclado, sino también en un comedor infantil lindero y una pequeña panadería cuyas estructuras no resistieron y se derrumbaron.

Lo que queda de ahora en más para los integrantes de la cooperativa será la reconstrucción desde el dolor de haberlo perdido todo, una tarea que habían tenido que realizar hace apenas cuatro años. Y sin dudas, en medio de un contexto social de crisis, este siniestro representa también un duro golpe tanto para el dueño del local destruido como para los encargados del comedor y las decenas de chicos del barrio que habitualmente iban allí para poder comer.

Comparte esta noticia: