Por Federico Ramondi

Joven denuncia que su ex no está desaparecido: «Se esconde para venir a matarme»

Luego de que trascendiera en medios locales la búsqueda desesperada de familiares y amigos de un vecino de Berazategui, su ex mujer dio a conocer públicamente que sufrió un violento ataque de su parte la noche en la que desapareció y que la habría seguido el lunes por la tarde. La chica teme por su vida y pide que la Justicia actúe.

Cabe recordar que la familia del hombre desaparecido (al que llamaremos R.R. para preservar su identidad) asegura que mantuvieron la última comunicación con él pasadas las 18 del sábado. Luego de eso el teléfono de R.R. se apagó y no tuvieron más noticias de él.  

Sin embargo, cuando la noticia de su búsqueda llegó a oídos de Tatiana, su ex pareja con la que tiene un nene de 3 años, ésta expresó su indignación y aseguró: “R.R. no está desaparecido, se está escondiendo para venir a matarme”. En diálogo con InfoQuilmes, la chica relató la noche de terror que vivió el sábado, luego de cerrar la farmacia en la que trabaja en la localidad de Plátanos. 

“Minutos antes de cerrar vi el Toyota Etios de R.R. que pasó por el frente del local, frenó y siguió de largo. Cuando nos fuimos un compañero se ofreció a llevarme, pero cuando agarramos la 158 y a la altura del cruce con 53 vemos que tenemos un auto blanco atrás. Era el de él. Nos empieza a seguir y mi amigo en vez de traerme a casa me lleva a una estación de servicio en Mitre y 49”. 

“R.R. estacionó al lado y agarró la puerta de mi lado para bajarme, pero mi amigo aceleró y salió de la estación de servicio. En el camino va esquivando autos y él nos choca en cuatro oportunidades de atrás. Logramos llegar al playón de la Estación de trenes de Plátanos y ahí nos impactó nuevamente de atrás con más fuerza, al punto que nos arrastró”, relató Tatiana. 

El auto de R.R. chocado frontalmente fue encontrado abandonado esta mañana en Plátanos.

En ese momento ella pudo bajar del coche y correr hasta el andén, para meterse en la garita policial y pedir ayuda al oficial. “R.R. me siguió, me sacó de la garita tirándome de los pelos, me arrastró por el piso y me dio patadas en la cara y en los brazos. Tenía una fuerza descomunal y no lo podían frenar. Cuando logran sacármelo de encima se escapó”. 

“Luego de hacer la denuncia en la Comisaría de Barrio Marítimo, cerca de la 1.30 de la mañana, encontré de nuevo a R.R. parado en la vereda de casa mirando para adentro. Pedí un patrullero y cuando pude entrar me encuentro con que había ingresado, atacó a mi mamá y la amenazó. Dijo que a mí y a ella nos iba a matar, que nos iba a cagar a tiros. Ella también hizo la denuncia”, indicó. 

El auto del amigo de Tatiana, chocado de atrás.

No obstante, el calvario estaba lejos de terminar, ya que Tatiana afirmó que el lunes R.R. la habría vuelto a seguir. “El coche era fácil de reconocer porque estaba todo chocado en la parte de adelante por el ataque del sábado”. Tras pedir nuevamente una custodia policial y dar varias vueltas, pudo llegar a su hogar

Ante esta situación Tatiana reclamó a la Justicia celeridad en su accionar para protegerla. Es que ya tiene siete denuncias radicadas por violencia de género y su presunto agresor sigue libre. “Tiene una orden de restricción de 300 metros y la vive violando. Tengo un oficio vigente desde el 8 de noviembre por un botón antipánico que me entregaron recién hoy (por este martes) porque fui a la Fiscalía N° 6 a reclamarlo, ya que me habían dado turno recién para el 30 de enero. Creo que la Justicia espera encontrar mi cuerpo tirado en algún lado para actuar”, lamentó la mujer.

Comparte esta noticia: