Por Federico Ramondi

Le entró a robar a su vecino y fue reducido a golpes por la víctima

Un curioso hecho de robo tuvo lugar en una vivienda del barrio Villa Augusta de Ezpeleta Oeste, donde un delincuente entró a robar en la casa de su vecino y al ser descubierto intentó devolver las cosas. La víctima se percató de que el ladrón mentía ya que tenía puestas sus zapatillas.

La situación ocurrió en un domicilio situado en el cruce de las calles Torcuato de Alvear y Bolivia. Según relataron las fuentes del caso, el bandido se coló a la propiedad -a unos 200 metros de su propia casa- por una ventana y revolvió una de las habitaciones. Sin embargo al salir fue visto por el dueño de la vivienda, quien lo reconoció y le gritó su nombre para que se detenga.

El hampón escapó a la carrera, pero a los pocos minutos regresó haciéndose el distraído y afirmando que había “encontrado” un teléfono celular que “tal vez” le pertenecía. Las mentiras tienen “patas cortas” y en ellas un calzado que la víctima del robo reconoció como propio, por lo que lo tomó a golpes hasta reducirlo en el suelo.

SEGUÍ LEYENDO:  Quilmes Oeste: Se le metió un carancho en la terraza y le tiró una maceta a la casa del vecino

Cuando los efectivos policiales del destacamento Villa Argentina arribaron al lugar, alertados sobre una pelea, tomaron la denuncia del hombre y se llevaron detenido al sindicado, de 30 años, a la Comisaría Tercera de Quilmes imputado por el delito de “robo en modalidad escruche”.

Comparte esta noticia: