Los mejores tatuajes del Diego se hacen en Quilmes

0
1096

Los increíbles tatuajes hiperrealistas de Maradona que hace “Yeyo” Molina, en Quilmes, sorprende al mundo por el detalle de sus retratos. El último fue para la pierna derecha de Marcos Rojo.

Desde la muerte del astro, «Yeyo» Molina hizo decenas de imágenes homenajeándolo.

Tras la partida de Diego Armando Maradona ha quedado un vacío en el corazón de millones de fanáticos, no sólo de Argentina, sino de todo el mundo. Desde la muerte del astro, hace poco más de dos meses, los homenajes no cesan. Y uno de los que mejor le rindieron tributo es Cesar “Yeyo” Molina (34), el artista y tatuador de Quilmes reconocido en distintos países por las imágenes hiperrealistas que plasma en la piel de su público.

Fueron sus representaciones de Maradona lo que ahora lo puso en miles de posteos de redes sociales y llevaron al futbolista Marcos Rojo a pedirle que le hiciera un Diego en su pierna. Los tatuajes de Yeyo son calcos exactos de las expresiones del Diez, y lejos están de parecer convencionales.

Yeyo ganó varios premios en la convención de tatuajes nacional, TattooShow, a la que asisten más de 700 tatuadores argentinos y extranjeros, y más de 40 mil personas.

Además, sus trabajos dieron la vuelta al mundo, ya que fue invitado a diferentes convenciones de tatuadores, en las que también fue premiado, tal es el caso de la convención de Brasil, la de China y la de Filadelfia, entre otras. En todas ellas fue galardonado por sus trabajos llenos de color y detalles.

Marcos Rojo, Patricio Monti y Alan Velazco fueron algunos de los que decidieron homenajear de la mano de Yeyo al Diego. Los tres jugadores se tatuaron distintas imágenes del Diez.

“Hice muchos tattoos de Diego. Tengo la dicha de retratarlo desde los comienzos de mi carrera y de homenajearlo, ya sea con su imagen o su firma”, cuenta el tatuador más conocido de zona Sur. El ahora defensor del Manchester United y la Selección Argentina eligió el retrato de Maradona en su etapa post Cuba, con una sonrisa escondida detrás de un habano y la gorra del Che Guevara, que le regaló Fidel Castro.

Rojo se lo tatuó en la pierna derecha, y recién va por su primera sesión. Mientras que el jugador de Gimnasia de La Plata eligió una imagen en la que Maradona tenía puesta la ropa que usaba como director técnico del Lobo. “Trato siempre de que las fotos no se repitan, por ejemplo a Fer Lorefice, le tatué a su padre, y al hermano también, pero elegimos otra imagen juntos, para que cada pieza sea única”.

Inmortalizar a aquellos que ya no están, es un trabajo que a Yeyo le encomiendan seguido. A diario llegan consultas y visitas al local de Moreno 517, en Quilmes centro, de gente que quiere tatuarse y que lleva consigo una fotografía familiar.

“Cuando tengo que retratar a una persona que ya no está , tengo una sensación hermosa por la confianza que me brindan para algo tan importante y a la vez siento una gran presión, por el nivel técnico que implica retratarlos y que tenga el menor error posible, es decir, requiere muchísima concentración para lograr la mayor similitud, pero cuando uno trabaja con cariño y respeto el resultado es el mejor”.

Tal como cuenta el tatuador, un retrato lleva cerca de 9 horas de trabajo, que incluyen la preparación de la foto, de la mesa de trabajo y la ejecución. Ese tiempo lleva un tatuaje de aproximadamente 15 o 18 centímetros. Si es más grande, la sesión se divide en dos.

“Para hacer un retrato, básicamente necesitamos una foto de alta calidad, eso es muy importante a la hora de aceptar un trabajo. Mis tatuajes se caracterizan por el alto nivel de detalles que reproduzco en cada pieza, por eso tenemos sesiones prolongadas. Me gusta detenerme y trabajar bien cada detalle de rostros o motivos. Todos los tatuajes que hago implican un gran desafío y todos son muy importantes”.

Actualmente, Yeyo abrió una nueva sucursal en Alsina 169, también en Quilmes centro, que fue pensado exclusivamente para brindar mayor comodidad durante la pandemia.
La imagen más gloriosa: el Diez con la Copa del Mundo.

“Somos un gran equipo de tatuadores. Por el coronavirus decidimos expandirnos y brindarles a los clientes la mayor comodidad, tenemos salas compartidas y salas privadas, para cuando el tattoo o la zona lo requieren”, explica.

Y adelanta: “Quienes nos visiten van a encontrar las nuevas obras en los murales estamos haciendo con colegas muralistas reconocidos del país”.
Versión de Yeyo Molina de Maradona festejando el gol a los ingleses del ’86.

Fuente: Clarin zonal

Comparte esta noticia: