Mons. Marcelo Julián Margni, nuevo obispo de Avellaneda-Lanús

0
168

El Santo Padre Francisco nombró obispo de la diócesis de Avellaneda-Lanús, en el conurbano bonaerense, a monseñor Marcelo Julián Margni, nacido hace 49 años en Avellaneda, quien hasta ahora era obispo titular de Stefaniaco y obispo auxiliar de la diócesis de Quilmes.

La noticia fue publicada, como es de práctica, en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires. Aquí, en ausencia del nuncio apostólico la hizo pública esta mañana, a través de la agencia AICA, monseñor Aliaksandr Rahinia, encargado de negocios interino de la Nunciatura Apostólica.

Hoy, 7 de agosto, se cumple un año en que la diócesis de Avellaneda-Lanús quedó vacante debido a la renuncia por edad, de su obispo monseñor Rubén Oscar Frassia. Durante este largo período fue gobernada pastoralmente por el presbítero Rubén Oscar López, en calidad de administrador diocesano.

Monseñor Marcelo Julián Margni
Nació el 12 de septiembre de 1971, en Avellaneda, provincia de Buenos Aires, y desde sus primeros años vivió en la ciudad de Berazategui, donde cursó sus estudios primarios en la Escuela N° 9 y sus estudios secundarios en el instituto diocesano Manuel Belgrano, de la misma ciudad. Su comunidad de origen es la parroquia Sagrada Familia, de Berazategui.

En 1992 ingresó al seminario mayor María Reina de los Apóstoles, de Quilmes. En 1996, tras cursar sus estudios filosóficos y pedagógicos en el Instituto del Profesorado “Espíritu Santo”, de Quilmes, obtuvo el título de Profesor en Filosofía y Ciencias de la Educación con orientación en Pastoral Juvenil, y concluyó sus estudios de Teología en el Centro de Estudios Filosóficos y Teológicos de Quilmes “Santo Toribio de Mogrovejo” (Cefiteq) en 1998.

Incardinado en la diócesis de Quilmes, fue ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 1999 por el siervo de Dios monseñor Jorge Novak SVD, primer obispo de Quilmes.

En 2005 obtuvo la Licenciatura en Teología Pastoral con especialización en Pastoral Juvenil y Catequética en la Pontificia Universidad Salesiana de Roma.

Desempeñó distintos servicios pastorales en calidad de vicario parroquial de la Sagrada Familia, de Berazategui; San Cayetano, de Bernal Oeste; San Martín de Porres, de Florencio Varela; Exaltación de la Santa Cruz, de Quilmes; y de la catedral Inmaculada Concepción, de Quilmes.

También fue administrador parroquial de Virgen de Caacupé, de Berazategui; párroco de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, de Bernal Oeste y director pastoral de Nuestra Señora de Itatí, en el barrio Villa Mitre de Berazategui.

Entre los encargos diocesanos fue director del Instituto de Catequesis San Pablo Apóstol y presidente de la Junta Diocesana de Catequesis, desde 2005 a 2012; vicario episcopal de Evangelización en 2012; rector del Centro de Estudios Filosóficos y Teológicos de Quilmes “Santo Toribio de Mogrovejo” desde 2013 a 2017; profesor del Instituto Espíritu Santo desde 1998 hasta la fecha y rector del Seminario Mayor “María, Reina de los Apóstoles” desde 2013 hasta la actualidad.

Fue, además, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores de la diócesis de Quilmes; miembro de la «Comisión de Memoria al Padre Obispo Jorge Novak», y miembro de la Junta Regional de Educación Católica de Quilmes.

El 5 de diciembre de 2017 el papa Francisco lo nombró obispo titular de Stefaniaco y auxiliar de Quilmes. Recibió la ordenación episcopal en la catedral Inmaculada Concepción, de Quilmes, el 16 de marzo de 2018 de las manos del obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, y de los co-consagrantes monseñor Marcelo Colombo, obispo de La Rioja, y monseñor Luis Teodorico Stöckler, obispo emérito de Quilmes).

La diócesis de Avellaneda-Lanús
Creada el 10 de abril de 1961 por el papa San Juan XXIII, comprende en la provincia de Buenos Aires los partidos de Avellaneda y de Lanús con una superficie de 102 kilómetros cuadrados con una población de 853.000 habitantes, la gran mayoría católicos.

Su primer obispo fue Mons. Emilio Antonio Di Pasquo (1961-1962); Le sucedió Mons. Jerónimo Podestá (1962-1967)

El 4 de diciembre de 1967 San Pablo VI nombró al obispo auxiliar de La Plata, Mons. Eduardo Francisco Pironio, Administrador Apostólico de Avellaneda. En ese carácter gobernó la diócesis hasta el 5 de octubre de 1968, fecha en la que entregó el gobierno pastoral al nuevo obispo, Mons. Antonio Quarracino.

El tercer obispo diocesano de Avellaneda fue Mons. Antonio Quarracino (1968-1986).

Cuarto obispo de Avellaneda fue Mons. Rubén Héctor Di Monte (1986-2009) a quien sucedió como quinto obispo de Avellaneda Mons. Rubén Oscar Frassia (2001-2020).

El 24 de abril de 2001, el papa San Juan Pablo II unió a la diócesis de Avellaneda el partido de Lanús, desmembrado de la diócesis de Lomas de Zamora, creando así la diócesis de Avellaneda-Lanús.

Santas Patronas: Nuestra Señora de la Asunción (15 de agosto) y Santa Teresa de Jesús (15 de octubre). La catedral tiene como titular a Nuestra Señora de la Asunción.

La diócesis cuenta con 50 parroquias, 76 sacerdotes (38 diocesanos y 18 religiosos, 37 diáconos permanentes, 7 seminaristas mayores, 85 religiosas, y 101 instituciones educacionales.+

Comparte esta noticia: