Mujeres Peronistas de Quilmes unidas contra la violencia de género

0
413

Con gran convocatoria y numerosas adhesiones de mujeres referentes de diversos espacios, se llevó a cabo la actividad programada «Contra la Violencia de Género» en el local de Unidad Ciudadana – Juntos Por Quilmes.
Al iniciarse la jornada organizada por Mujeres Peronistas de Quilmes en la sede ubicada en 12 de Octubre 989, se realizó un minuto de aplausos en homenaje a Sara Kolak, gran militante, fallecida en el día de ayer.
Posteriormente, Nora Marchese y Myriam Alfonso fueron las encargadas de leer el documento consensuado, dejando una postura firme sobre la problemática y la postura como Mujeres Peronistas. Allí, se resalta, entre otros puntos que la “lucha, militancia y organización es por erradicar todas las violencias a las que nos somete el patriarcado, y debemos empezar x nuestros espacios políticos”, como así también en la necesidad de “avanzar sobre la construcción de instrumentos de inclusión reales para las mujeres, reflexionar acerca de la necesidad de generar políticas públicas enfocadas en promover la equidad de género y dar cuenta de la importancia del impacto sociocultural de leyes integrales contra la violencia hacia la mujer. Debemos encontrarnos críticxs y no conformarnxs con las instituciones solo cómo agentes de control y disciplina, sino ver más allá sobre la construcción política como un agente productor de sujetxs sociales”. (Ver documento adjunto).
A su turno, Sol Martínez dio lectura a las adhesiones recibidas y explicó las tareas de asesoramiento jurídico y psicológico que desde el espacio se ponen en marcha.
Por su parte, la presidenta del bloque de concejales Unidad Ciudadana – Juntos por Quilmes, Susana Cano, brindó un detalle las propuestas en el ámbito legislativo presentadas desde el sector.
Asimismo, Sandra Miérez -desde su rol de docente y escritora- reafirmó el compromiso con la formación y capacitación en políticas de género.
Y la exconcejal Edith LLanos exhortó a las y los presentes a visibilizar la problemática, a no callarse ni ser indiferentes y cerrando su alocución con el lema de la convocatoria #NoEsNo.
Al finalizar la jornada, los participantes se llevaron el documento realizado para la difusión en sus barrios y conversar con las vecinas y los vecinos.
Cabe destacar que adhirieron Juntos Por Quilmes, Esperanza Peronista, Grupo Walsh, Causa Popular, Graciela Gómez y Barby Cocimano representando al Polo Social; Susy Paz, secretaria General de la CTA; Alejandra Ponce del MTR Santucho; Mariana Veliz, de KM 46 de San Francisco Solano, Nair Abad, de Primero Quilmes; Rosa Silombra, de la Mesa Nacional de Mujeres PJ; Laura Ojeda, de La Hora de los Pueblos; Julia Galván, de Peronismo Generacional; el Colectivo Social y Político Ezpeleta; Patricia Ginefra y Mónica Britez, de la Mesa Nacional Hay 2019; Mariela Sánchez, Concejal (MC) de Lomas de Zamora; Evangelina Ramírez, de la Red de Parlamentarias de la Provincia de Buenos Aires; Marcela Cortiellas, concejal de Vicente López; Noemí Gazán, de la Secretaría de la Mujer PJ Quilmes; Gabriela Montenegro, del Grupo Realizar; Roxana Villanueva, de John William Cooke; y Patricia Mendia, del Frente Grande Quilmes.
Sujetas políticas y organizadas
La conferencia de prensa de Thelma Fardín, despertó que se canalizarán a través de redes sociales y diferentes medios de comunicación una catarata de infiernos vividos por compañeras, amigas, hermanas, con nombre y apellido, con nombres falsos o anónimas.
Infiernos que dejan cicatrices, que nos atraviesan y que al contarlos inician un proceso de sanación.
Desde hace tiempo comenzamos a interpelar nuestro rol en la sociedad, que nos hizo conectar con nosotras mismas y con las otras. Que nos humaniza y nos devuelve la empatía necesaria para entender que juntas podemos derrumbar la opresión patriarcal, traspasando toda ideología política, religiosa o moral. Para entender que los infiernos que hoy son públicos no son personales, son políticos.
¿Nos alcanza con expresarnos en cualquiera de los medios?
La respuesta es no. Somos capaces de contener las emociones que provocan lo contado, pero también somos capaces de tender las redes necesarias para que las violencias vividas no queden sólo en un relato. Nuestra lucha, militancia y organización es por erradicar todas las violencias a las que nos somete el patriarcado, y debemos empezar x nuestros espacios políticos.
Avanzar sobre la construcción de instrumentos de inclusión reales para las mujeres, reflexionar acerca de la necesidad de generar políticas públicas enfocadas en promover la equidad de género y dar cuenta de la importancia del impacto sociocultural de leyes integrales contra la violencia hacia la mujer. Debemos encontrarnos críticxs y no conformarnxs con las instituciones solo cómo agentes de control y disciplina, sino ver más allá sobre la construcción política como un agente productor de sujetxs sociales.
Esta es la batalla a dar : la Batalla Cultural, donde el vínculo entre la violencia y la cultura machista es innegable y es consecuencia directa de años de reproducir sistemas de dominación y legitimación de construcciones simbólicas y estructurales que oprimen y relegan al género femenino de un modo natural, como si fuese un destino biológico. Es tiempo de acciones concretas, reales, acciones públicas y mecanismos institucionales que impulsen y garanticen una real equidad de género. Modificando la idea de sujeción de la mujer como un cuerpo dócil, maleable, carente de voluntades propias, de ideas, de oportunidades y de derechos.
No podemos dejar de repudiar la banalización y el maltratamiento de los medios de comunicación para con las víctimas, teniendo en cuenta la responsabilidad que en ellos recae.
El nuevo escenario que las mujeres hemos construido a través de años de organización hoy requiere que el andamiaje legal que la sostenga sea efectiva y con recursos, por eso urge la plena implementación de la ley de protección integral de las mujeres ( Ley 26485 ) y la ley de educación sexual Integral ( ley 26.150). Y específicamente en nuestro querido Quilmes, la urgente reglamentación e implementación de la Emergencia en Violencia Contra las Mujeres (Ordenanza 12976 /18) , con aplicación efectiva.
La organización vence al tiempo, y unidas venceremos.

Comparte esta noticia:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here