Un polémico arbitraje le arrebató el empate a Quilmes

0
233

Sarmiento de Junín se impuso en condición de local por 3-1 a Quilmes en el partido que puso en marcha la duodécima fecha de la Primera Nacional y que tuvo todos los condimentos: golazos, expulsiones, goles anulados y penales mal cobrados

Todas las emociones llegaron en el complemento y la primera fue ni bien arrancó. El Cervecero sacó del medio y el pelotazo terminó en la hermosa chilena de Leandro González que abrió el marcador para los visitantes a los 8 segundos. 7 minutos después, Pablo Magnín (autor de los 3 goles del Verde) empujó un centro de Castel que vino por la derecha y empató el partido. 15 minutos después, otra vez el delantero aprovechó el descuido de los defensores del Cervecero y puso el partido 2 a 1 para los locales.

Sarmiento se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Federico Vismara a los 35 y en el cierre del encuentro llegó la polémica: En un minuto, Quilmes pasó de estar 2 a 2 a perder 3 a 1 por 2 groseros errores arbitrales.

A los 42, el remate de Gabriel Ramírez se metió junto al palo izquierdo para decretar la igualdad, pero la jugada fue anulada por un supuesta posición adelanta de un futbolista que, a consideración del árbitro Nazareno Arasa, tapaba la visión del arquero Manuel Vicentini. Encima, en la jugada siguiente, cobró un penal increíble (la falta se produjo un metro afuera del área) que nuevamente Magnín se encargó de convertir en gol.

Comparte esta noticia: