Tedeum en la catedral de Quilmes por los 201 años de la independencia

0
170

Para celebrar los 201 años de la Independencia argentina, se realizó en la Catedral de Quilmes la tradicional ceremonia religiosa, a cargo del párroco Oscar Marchesi. De la misa, participaron autoridades municipales y del Honorable Concejo Deliberante local.
Esta mañana en la Catedral de Quilmes se celebró el Tedeum por el 201º aniversario de la Declaración de la Independencia.
El Tedeum fue celebrado por el párroco Oscar Marchesi, cuyas palabras convocaron a “seguir construyendo y siendo virtuosos en estos tiempos modernos que plantean nuevos desafíos”.
Por su parte, el secretario de Gobierno y Derechos Humanos, Guillermo Galetto destacó que “los argentinos estamos ante la posibilidad histórica de que el país continúe profundizando el sueño y la bandera de libertad, independencia y desarrollo que nuestros patriotas levantaron en 1816”.
Participaron del encuentro los secretarios de Ambiente, Guillermo Sánchez Sterli; de Desarrollo Social, Maria Sotolano; de Cultura y Educación, Ariel Domene; de Salud, Miguel Maiztegui; de Servicios Públicos, Sergio Chomyszyn; de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Carlos Ortiz; el titular de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal, Gonzalo Ponce; y la titular de la Auditoría General, Myriam Pucheta, entre otras autoridades.

Reseña histórica

La Declaración de la Independencia, que fue firmada por el Congreso General Constituyente en la Casa de Tucumán en 1816, decretó el fin de la dependencia del pueblo argentino de la monarquía española.
El acta original que se firmó aquel 9 de julio describía: “Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en Congreso General, invocando al Eterno que preside al universo, en el nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia, que regla nuestros votos, declaramos solemnemente a la faz de la tierra que, es voluntad unánime e indudable de estas provincias romper los violentos vínculos que las ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojadas, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli”.

Comparte esta noticia:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here