Por Federico Ramondi

Tragedia en los Bosques de Palermo: “No salí a matar, me quedé dormido”

El conductor quilmeño que atropelló a cinco ciclistas y mató a Marcela Bimonte en los Bosques de Palermo, cerca del cruce de Av. Figueroa Alcorta y Dorrego, le pidió perdón a la familia de la víctima y aseguró que “no salí a matar”, sino que se quedó «dormido». Fue en el marco de la audiencia en la que le dictaron la prisión preventiva. 

La audiencia se realizó en el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 12 de la Ciudad de Buenos Aires. La auxiliar fiscal de la Unidad de Flagrancia Norte del Ministerio Público Fiscal porteña, Natalia Plá, pidió la prisión preventiva del sujeto por los riesgos procesales. La Jueza reencuadró el delito como homicidio culposo, según el Art. 84 bis del Código Penal. 

Al tratarse de un homicidio, un delito no transferido a la Justicia porteña, la jueza Larocca se declaró incompetente y la causa sería remitida a la Justicia nacional. El martes el imputado se había negado a declarar ante la fiscal del caso Natalia Plá y quedó detenido en la alcaldía 6 del barrio de Caballito, desde donde fue trasladado al juzgado.

En tanto, a los otros tres hombres que habían sido imputados por encubrimiento agravado por haber ayudado a escapar al conductor en una camioneta tras el atropellamiento, se les otorgó la libertad con medidas restrictivas, por lo que deberán presentarse ante la fiscalía cada 15 días, entre otras condiciones.

El quilmeño que protagonizó el siniestro fatal, a quien el narcotest le dio positivo por consumo de marihuana, había sido imputado inicialmente por “homicidio culposo, encubrimiento y abandono de persona”, pero Pla agravó el martes esa figura a homicidio simple con dolo eventual, para lo cual el artículo 79 del Código Penal establece reclusión o prisión de ocho a veinticinco años.

Cabe recordar que el hecho ocurrió el domingo por la mañana en el cruce de las avenidas Figueroa Alcorta y Dorrego, donde efectivos de la Comisaría Vecinal 14C se trasladaron luego de un llamado al 911 que alertó sobre un vehículo particular Ford Focus, de color rojo, que había embestido a cinco ciclistas, lo que provocó la muerte de Marcela Bimonte. Tras abandonar en el lugar a las víctimas, el conductor abordó una camioneta Jeep, la cual fue encontrada más tarde en el partido bonaerense de Avellaneda.

Hasta el momento, la Justicia tiene acreditados varios agravantes: el sindicado conducía bajo los efectos de la marihuana, según se comprobó en una prueba de estupefacientes; no asistió a las víctimas y huyó. También se espera el resultado de las pericias para determinar a qué velocidad conducía. Los testigos afirman que superaba los 70 km/h permitidos en el tramo de Figueroa Alcorta donde perdió el control de su vehículo.

Para la fiscal, con su conducta debió figurarse que podía matar a alguien y por eso el caso fue recaratulado como homicidio simple con dolo eventual, tal como lo había solicitado la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

(Fuente: Clarín)

Comparte esta noticia: