Tren Roca: Refuerzan la seguridad en la estación de Quilmes

0
163

En el marco del “Operativo de Estaciones de Trenes Seguras”, efectivos de la Prefectura Naval Argentina y de la Gendarmería Nacional realizan tareas de prevención del delito en las líneas del ferrocarril Roca y Belgrano. El programa de seguridad comenzó el viernes pasado en ambos ramales ferroviarios. El operativo comienza todos los días a las 6 e incluye un refuerzo de personal en las horas pico de 6 a 9 y de 18 a 21.

Según informó la Prefectura Naval Argentina, sus efectivos se abocan a tareas de seguridad en el ferrocarril Roca. El objetivo, según un comunicado divulgado este domingo, es “desarrollar acciones preventivas en los horarios pico, de entrada y salida laboral, en andenes de las estaciones intermedias del Ferrocarril General. Roca desde la Estación Avellaneda hasta la Estación La Plata”. Pero el plan incluye además “controles y patrullajes motorizados en sectores aledaños a las estaciones ferroviarias. El operativo de Prefectura Naval comprende además tareas de prevención, patrullaje y control en siete estaciones del ferrocarril Roca. Ellas son Avellaneda, Villa Domínico, Quilmes, Berazategui, City Bell, Gonnet y La Plata.

En forma paralela, efectivos de la Gendarmería Nacional realizan operativos de seguridad en estaciones de las líneas Roca y Belgrano. Al igual que en el caso de la Prefectura Naval, los gendarmes comenzaron el programa el viernes pasado. El plan se ejecuta desde las 6 horas con refuerzo de personal en los horarios pico de 6 a 09 y de 18 a 21. La participación de los gendarmes se materializa todos los días en las siguientes estaciones: Aldo Bonzi; Isidro Casanova; Laferrere; González Catán; Tablada; San Justo; Haedo; Lanús; Banfield; Lomas de Zamora; Glew; Guernica; Alejandro Korn; Temperley; Monte Grande; Ezeiza y Tristán Suárez. Pero los controles no se detienen solo en estas estaciones ferroviarias. Los agentes también realizan parrullajes en las estaciones del premetro de San Justo donde hay paradas de ómnibus.

Se trata de un plan para prevenir y evitar los robos que ocurren en forma periódica en los andenes de las estaciones ferroviarias del Gran Buenos Aires, en especial bajo la modalidad de arrebato. Este tipo de delitos es uno de los más comunes que afecta al transporte, en especial en horarios picos.

Comparte esta noticia: