Por Facundo Muñoz

Tuvo un sapo como mascota durante años y se le perdió: «Lo extraño, Tito ya estaba domesticado»

Una vecina quilmeña contó el mal momento que atraviesa desde que su sapito «Tito» se fue de su casa. Asegura que el animal ya estaba domesticado, que pedía comida, y que dormía adentro de su hogar. «Los sapos, como todos los animales tienen sentimientos, convivía con mi perra, las tortugas y mis plantas», señaló la mujer a InfoQuilmes.

Una señora que vive cerca de la Plaza Pellegrini, de Quilmes Oeste, expuso la fea situación en sus redes sociales, donde mostró su tristeza. «Se perdió mi sapo Tito, lo tuve años, era chiquito cuando me lo regalaron, lo extraño». En diálogo con este medio, detalló cómo vivía el anfibio dentro de su casa.

«Hace años lo traje a casa del campo, era chiquito y le pusimos Tito. Fue creciendo y se domesticó mucho, tanto que sólo dormía en las macetas y todos los días venia a pedirme su ración de alimento balanceado. Cuando estaba por llover pedía entrar, aunque parezca mentira, saltaba en la puerta y la golpeaba», dijo.

SEGUÍ LEYENDO:  Un chofer de Didi atrapó a uno de los cuatro ladrones que lo asaltaron

Y agregó: «Él se ponía debajo de la estufa o de la mesa del televisor hasta que paraba la tormenta. Un día salimos, hubo tormenta muy fuerte, y cuando lo busqué al otro día ya no lo encontré, esperamos unos días para ver si estaba escondido pero no, creo que se debe haber ido por los pluviales, dimos vuelta todas las macetas y los lugares de mi jardín, pero había desaparecido para siempre».

La dueña del sapo dejó un mensaje para aquellos que no entiendan su tristeza. «El que crea que hay diferencias entre los animales, puede creer que los sapos no pueden ser domesticados, pero están equivocados, como todos los animales tienen sentimientos y se habitúan a la vida con los humanos». «Tito era uno de ellos, convivía con nosotros, mi perra, las tortugas y mis plantas, la idea es que los chicos no le tengan miedo a estos animalitos», concluyó.

Comparte esta noticia: