Por Federico Ramondi

Un detenido por el crimen del custodio de caudales del Mercado Frutihortícola

A pocos días de cumplirse un año del asesinato del ex policía de la Federal Cristian Sutil Barrios (46), a manos de delincuentes que lo asaltaron y robaron una importante suma de dinero que transportaba desde el Mercado de Frutos de Quilmes, efectivos de la DDI detuvieron a uno de los imputador por el crimen. 

Cabe recordar que el cabo primero retirado de la PFA había sido baleado por motochorros en la tarde del 30 de diciembre del 2020. Según la reconstrucción de los hechos, la víctima trabajaba como custodio trasladando caudales en distintos mercados frutihortícolas y ese día había levantado ya la recaudación de los situados en La Plata y Berazategui. 

Al llegar a Quilmes sumó el dinero del mercado situado en Av. Carlos Pellegrini y Condarco. En el playón de estacionamiento, dos delincuentes a bordo de una motocicleta le rompieron el vidrio de su Volkswagen Gol y le quitaron un bolso con cerca de 4 millones de pesos. 

El ex policía salió en su persecución, pero al llegar a la calle Tucumán entre Av. Martín Rodríguez y Necochea uno de los bandidos le efectuó un disparo que le impactó en el pecho. Barrios cayó herido de muerte y, aún en esas circunstancias críticas, fue robado por dos vecinos de la cuadra que habían salido a “asistirlo”. De hecho, al día siguiente la pareja fue allanada y en su domicilio les secuestraron dos millones y medio de pesos.

Por su parte, Sutil Barrios fue internado e intervenido quirúrgicamente en el Hospital Iriarte de Quilmes. Sin embargo, debido a la gravedad de la herida de bala, finalmente falleció el 10 de enero de este año. Es por ello que el fiscal Martín Conde, titular de la UFIJ N° 3 del Departamento Judicial Quilmes, recaratuló los hechos como “robo agravado y homicidio criminis causa”. 

En principio las investigaciones recayeron en el gabinete de la Comisaría Tercera del barrio La Colonia, pero luego el caso pasó a manos de la división homicidios de la DDI Quilmes, comandada actualmente por el comisario mayor Conrado Cisneros. Los relevamientos de las cámaras de seguridad permitieron establecer la identidad de los dos sospechosos que se trasladaban en una motocicleta Zanella 110cc roja y negra, así como también de un presunto cómplice que conducía un Renault Sandero color gris. 

Con esta información y mediante la autorización judicial, las fuerzas de seguridad allanaron tres viviendas situadas en Dock Sud y en Villa Tranquila, en el partido de Avellaneda. Como resultado del procedimiento lograron la detención de uno de los imputados, además del secuestro de la motocicleta que habría sido utilizada para cometer el hecho y tres teléfonos celulares. 

No obstante, el caso no quedó esclarecido con este arresto y los detectives continúan las labores investigativas para dar con los dos sindicados que aún se mantienen prófugos de la Justicia. 

Comparte esta noticia: