Por Federico Ramondi

Acusado de violar a su hijastra fue encontrado muerto en su celda

Un sujeto que había sido acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja, una menor de 12 años, en el barrio de La Cañada fue encontrado muerto durante la mañana de este miércoles, en la celda donde permanecía detenido en la Comisaría Quinta de Quilmes. El imputado se habría ahorcado y la hipótesis central es la de un suicidio. 

El tormento de la niña se descubrió hacia fines de enero, cuando pudo contarle a su tía que había sido víctima de estupro por parte de su padrastro. Los abusos se habrían dado durante al menos dos años, es decir, desde que la víctima tenía tan sólo 10 años. La última de estas situaciones, según consta en la denuncia, se dio el viernes 28 alrededor de las 10 de la mañana, cuando el imputado (34) la habría desnudado y violado, aprovechando que se encontraban solos en la casa. 

La Fiscalía N° 8 intervino en el caso y ordenó las pericias médicas sobre la menor, que arrojaron resultados positivos. El informe detalló que la niña presentaba lesiones y desgarros compatibles con abuso sexual con acceso carnal de antigua data en sus partes íntimas. De este modo, el gabinete criminológico de la Seccional Quinta, al mando del comisario José Luis Villanueva, detuvo al supuesto pederasta el pasado 31 de enero. 

Sin embargo, el imputado por el aberrante crimen no llegó a enfrentar a la Justicia, ya que durante el relevamiento matutino de este miércoles los guardias de la Comisaría situada en Av. Mosconi y Jujuy lo encontraron colgado con un cable al cuello en la celda en la que se encontraba aislado del resto de los presos. Dado que no había signos de violencia en el calabozo y que el acusado se encontraba solo, los investigadores determinaron que el sindicado se habría quitado la vida.

Comparte esta noticia: