Por Federico Ramondi

Adolescente atacó a una mesera en Quilmes centro por “robarle” al novio

En horas de la noche de este lunes se vivió una violenta secuencia protagonizada por una adolescente presuntamente menor de edad, quien atacó a la mesera de un bar en el centro de Quilmes acusándola de ser la tercera en discordia entre ella y su pareja. La situación causó pánico en los comensales, que quedaron en medio de la pelea. 

Todo comenzó alrededor de las 20.30 en una pizzería de la Av. Hipólito Yrigoyen entre Rivadavia y Alem, donde la víctima se encontraba trabajando. En un momento entró la joven completamente fuera de sí, presumiblemente bajo los efectos de drogas, e increpó a la mesera. La acusaba de haberse acostado con su novio, de quien ella estaría embarazada. 

Móviles de la Patrulla Urbana del Municipio de Quilmes acudieron ante el llamado de alerta y, tras dialogar con la joven, lograron calmarla y que se retirara del local. Sin embargo, la furia de la chica no quedó ahí y decidió seguir a la mesera cuando salió del trabajo pasadas las 21 hasta la esquina de Colón y Moreno, frente a la Plaza Conesa (del Bicentenario). 

Allí comenzó una pelea entre ambas en la que la agresora tomó un adoquín de la plaza y persiguió a la víctima hasta un bar en cercanías intentando golpearla en la cabeza, todo ante la mirada estupefacta de los clientes del lugar que no sabían qué hacer. Incluso, testigos indicaron que, en su intento por entrar a la cafetería, la adolescente tomó un cenicero y lo arrojó contra el suelo haciéndolo estallar en pedazos. 

Nuevamente el personal de Patrulla Urbana acudió y pidió apoyo a la Policía Bonaerense, viendo que la situación había pasado ya a la violencia física, pero el patrullero demoró en llegar y para entonces la agresora había escapado. En tanto, la otra chica no tuvo otra alternativa que huir corriendo hacia la estación de Quilmes, siendo que nadie lograba reducir a su atacante. 

Fuentes policiales indicaron que la acusada había sido ya arrestada y liberada por la Justicia por ser menor de edad. Asimismo, otros vigiladores aseguraron haberla visto en reiteradas oportunidades en cercanías de la estación junto a otras dos menores intentando “vender cosas” que podrían ser robadas.  

Comparte esta noticia: