Por Federico Ramondi

Adolescentes resistieron un control en Villa Itatí y los vecinos enfrentaron a la Policía

Un operativo de control desarrollado en la noche del viernes en Villa Itatí, de Bernal, desató un violento enfrentamiento, cuando vecinos agredieron a la policía para liberar a dos adolescentes que se habían negado a presentar la documentación de la moto en que circulaban. Todo terminó con los uniformados disparando postas de goma y varios heridos. 

Los agentes del Grupo de Operaciones Inmediatas (UTOI) cumplían con un procedimiento de identificación y control vehicular en el interior del mencionado de emergencia. Allí interceptaron a una pareja de alrededor de 16 años que circulaba en una motocicleta. 

Ante el requerimiento de la documentación pertinente, los jóvenes se habrían negado a cooperar. En consecuencia, los uniformados debían proceder al secuestro del rodado, pero la resistencia de los menores desencadenó en que debieran ser reducidos por la fuerza. 

Al ver esto, y a sabiendas de que la chica era familiar de conocidos referentes barriales, los vecinos comenzaron a enfrentar a los oficiales a fin de liberarlos a ambos y recuperar el rodado. En respuesta a las agresiones y para preservar su integridad física, los efectivos del Grupo UTOI realizaron varios disparos con escopetas con postas de goma, algunos de los cuales fueron al aire y otros directamente hacia el tumulto. 

SEGUÍ LEYENDO:  Jurado popular absolvió a acusado de dos robos y un intento de homicidio en Bernal

Varios vecinos resultaron heridos tanto en piernas como en la zona del cuello. En tanto, los adolescentes terminaron demorados en la comisaría de la zona.

Tras conocerse el conflicto, desde el Partido Justicialista de Quilmes emitieron un comunicado en el que repudiaron los hechos a los que calificaron como “violentos e injustificados” y cargaron directamente contra los policías de la Bonaerense: “En el marco de la presencia habitual de la fuerza, fueron requisados jóvenes frente a la Organización Barrial ‘Juanito Ríos’, de manera arbitraria y violenta, lo que derivó en golpes y violencia contra referentes sociales y vecinos que defendieron a los jóvenes”, entendieron los voceros de la secretaría de Derechos Humanos del PJ local.

“Exigimos a las autoridades correspondientes, tanto del ámbito policial como del Poder Judicial, que arbitren los medios para que lo ocurrido no quede en la impunidad y se tomen las medidas para que estas prácticas de violencia institucional se prevengan”, sostuvieron.

No obstante, dicho comunicado no hace mención a la agresión previa ni a la negativa de cooperación por parte de los involucrados. En este punto cabe mencionar que cualquier ciudadano debe responder a la requisitoria policial de identificarse y, en caso de no contar con la documentación solicitada, podrá acompañar a los oficiales a la dependencia policial correspondiente a fin de solicitar a un allegado que la aporte. La resistencia a la autoridad constituye un delito y es plausible de arresto. 

SEGUÍ LEYENDO:  Detienen a motociclista que huyó de un control policial y agredió a los efectivos
Comparte esta noticia: