Sábado, 2 Marzo 2024
Sábado, 2 Marzo 2024
temperatura 25.2 ºC     Quilmes, Buenos Aires
DOLAR 
OFICIAL $ 821.5 / $ 861.5
BLUE $ 1030 / $ 1050
Nacionales 273
Alberto Fernández visitó la Antártida tras 25 años sin que un Presidente argentino viaje al continente blanco
Jueves 23 de febrero de 2023 | 11:02

El presidente Alberto Fernández visitó la Base Marambio en el marco del Día de la Antártida Argentina, que conmemora el 119° aniversario de presencia ininterrumpida de nuestro país en ese continente, y afirmó: “Aquí, en el fin del mundo, uno puede asumir la dimensión de la Patria”. Estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Jorge Taiana, el canciller Santiago Cafiero y otros funcionarios del gabinete.

El mandatario destacó en un mensaje por cadena nacional que “el crecimiento de nuestra Argentina tiene proyección hacia el Sur y visión bicontinental y parte del desarrollo nacional depende de la defensa de sus componentes estratégicos”. Y aseguró que la presencia del Estado en la Antártida “es un acto de justicia para con nuestra historia y nuestra identidad, venir hasta este lugar es reconocer lo grande que somos. Mucho más de lo que algunos paladines del desánimo quieren hacernos creer”.

El presidente agradeció a “científicos y científicas, integrantes de nuestras Fuerzas Armadas, trabajadores y trabajadoras, a cada familia que aquí se ha establecido, por el esfuerzo, la constancia y el patriotismo que demuestran” y por marcar “la continuidad de 119 años de presencia permanente e ininterrumpida de la Argentina en el continente antártico”.

El mandatario recordó que “la Primera Expedición Científica a la Antártida Continental Argentina destinada a crear una base permanente partió el 12 de febrero de 1951 del Puerto de Buenos Aires. Ese día el entonces presidente Juan Domingo Perón junto a Eva Duarte despidieron a los expedicionarios que iban a crear el Instituto Antártico”.

“La ciencia es soberanía, porque no hay desarrollo posible sin producción científico-tecnológica, y la Antártida es un centro de investigación científica de gran importancia para la humanidad y para nuestro país”, destacó el presidente Alberto Fernández, y agregó que “recorriendo las estaciones científicas radicadas en la Antártida, observando la tecnología que han desplegado, viendo las actividades que día a día aquí se desarrollan, no podemos más que pensar en el futuro”.

El jefe de Estado recordó que en el año 2020 “aprobamos la ley de Espacios Marítimos” por la cual “nuestros mapas muestran hoy el sector antártico en su real proporción convirtiendo repentinamente a la Tierra del Fuego en el centro geográfico de nuestra Patria”, y dijo: “Argentina es un enorme país por su territorio y por su pueblo. De nada servirían los millones de kilómetros cuadrados de nuestro mapa sin nosotros y nosotras habitándolos como una comunidad organizada”.

“Los estoy invitando a promover la igualdad territorial a lo largo y a lo ancho del país. Los invito a darle fuerza a nuestro norte olvidado, a potenciar nuestro centro productivo, a desplegar la energía que nuestro sur guarda, y a pensar la Antártida, las islas del sur y el inmenso mar que la circunda como una fuente de riqueza que existe pero que aún está inexplorada”, añadió.

Durante su discurso, indicó además que “desde 2014, Argentina tiene el orgullo de llevar adelante el programa Pampa Azul, un proyecto de investigación integral y en el que durante este gobierno hemos invertido más de 1000 millones de pesos”. En este marco, como parte de las acciones “para afianzar nuestros intereses soberanos en la Antártida”, el Gobierno Nacional creó “el Observatorio Oceanográfico a bordo del rompehielos ARA Almirante Irizar” y en el marco del “Programa Construir Ciencia se está finalizando la instalación de nuevos Laboratorios Antárticos Multidisciplinarios”.

“Vamos a mantener los laboratorios que existen y promover la creación de más laboratorios antárticos multidisciplinarios. Vamos a preservar las 13 bases y garantizar la continuidad de las campañas de verano”, enfatizó. Por otro lado, detalló que el Gobierno Nacional está “trabajando en la renovación de la Base Petrel incendiada en 1979, que será una estación sustentable apoyada en energías alternativas, aptas para logística de aterrizaje y un puerto”.

"Ya es hora de cruzar la ciencia con la cultura y por eso creamos una sede de la Biblioteca Nacional. El ciclo ‘Cultura es Soberanía’ trae nuestro arte a la Antártida. Y también vamos a crear una corresponsalía antártica itinerante de la Agencia Télam porque a la Argentina le importa conocer las noticias de nuestra Antártida”, indicó.

“Nada de esto sería posible sin la acción fundamental del Ministerio de Defensa y del Comando Conjunto Antártico para el transporte del personal y el apoyo logístico en las bases antárticas. Solo así es posible el desarrollo de las tareas científicas, de servicios y de gestión ambiental del Plan Anual Antártico”, remarcó.

El mandatario recordó que “el año pasado conmemoramos los 40 años de la guerra de Malvinas y fue muy conmovedor escuchar a millones de argentinos y argentinas recordar a nuestros combatientes durante los festejos del mundial. Malvinas es una causa nacional, porque el Atlántico Sur y, sin dudas, nuestro territorio antártico son un enclave vital de nuestra soberanía territorial y política”.

A su vez, reafirmó “el compromiso argentino con la conservación del ecosistema antártico” y señaló que “hemos presentado junto a la hermana República de Chile el establecimiento de un área marina protegida en la zona de la Península Antártica”.

“Nuestro país ostenta un rol protagónico, que es fruto de una ardua labor diplomática, científica y logística. Hemos sido honrados con el establecimiento de la sede de la Secretaría Ejecutiva del Tratado Antártico desde 2004. Fue y es, indiscutiblemente, un reconocimiento internacional a que la Argentina está comprometida con los principios básicos de mantenimiento de la paz, cooperación científica internacional y protección del medio ambiente, para nuestro bienestar y el de las generaciones futuras”, enfatizó.

El viaje del jefe de Estado, que se realiza durante la Campaña Antártica de Verano 2022/23, es la cuarta oportunidad en la que un presidente argentino va a la Antártida y marca el retorno de un primer mandatario luego de 25 años. La misma forma parte de las actividades por el Día de la Antártida Argentina, en el que se conmemora la inauguración el 22 de febrero de 1904 del Observatorio Meteorológico en la Isla Laurie, Orcadas del Sur, que luego sería la Base Orcadas, un hito histórico que marcó el inicio de la permanencia ininterrumpida durante 119 años en ese continente.

Esto muestra que el fortalecimiento de la presencia antártica es una política de Estado que busca resguardar la soberanía y los intereses de nuestro país en ese continente, mediante el apoyo al desarrollo de la actividad científica, la consolidación de la cooperación internacional y la preservación del medio ambiente.

El mandatario visitó la Base Marambio acompañado también por los ministros de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, de Educación, Jaime Perczyk, de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié; las ministras de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, y de Salud, Carla Vizzotti, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, y la presidenta del Directorio de Télam, Bernarda Llorente.

Formaron parte de la actividad el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Juan Martín Paleo, los jefes del Estado Mayor General del Ejército, teniente general Guillermo Pereda, de la Armada, almirante Julio Guardia, y de la Fuerza Aérea, brigadier general Xavier Isaac; y el comandante del Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR), el general de Brigada Edgar Calandín.

También viajaron a la Antártida los diputados nacionales Marcelo Casaretto, Aldo Leiva y Eduardo Toniolli, y las diputadas Mara Brawer y Agustina Propato.

  tags relacionados
Alberto FernándezAntártida