Una gran noticia: Apareció con vida Abril en Punta Indio

0
434

Después de seis días de búsqueda, Abril Caballé llegó caminando a la casa de Victoria Agüero, la vecina que a principios de julio había denunciado a su madre por abandono. La nena estaba desaparecida desde el miércoles pasado en la localidad bonaerense de Punta Indio, cuando fue a la playa a buscar una muñeca que había olvidado y se le perdió el rastro.

Agüero y su pareja, Emanuel Rivarola, declararon anoche y de acuerdo a las primeras versiones, habían quedado demorados por presuntas contradicciones en su testimonio. Sin embargo, los dos recuperaron la libertad horas después y al volver a su casa encontraron a la nena, que había llegado por sus propios medios con signos de haber pasado alguna noche a la intemperie, pero ilesa. Tenía su ropa embarrada, estaba con frío pero en perfecto estado de salud, confirmaron fuentes cercanas a la causa.

La pareja había encabezado la búsqueda de Abril y ante los medios varias veces denunciaron que la nena era maltratada por su mamá, a quien le tenía «terror». Ahora, los investigadores intentarán determinar en dónde y con quién pasó los 6 días en los que estuvo desaparecida.

El testimonio de la mamá

Magdalena, la mujer que fuera cuestionada y denunciada por los vecinos por la relación que tenía con su hija, habló ayer por primera vez con los medios y manifestó que todavía estaba «en shock».

Medicada y entre lágrimas, dijo «No sé qué habrá pasado. No siento nada. Tal vez tengo tanto miedo, tanto dolor, que no sé cómo ayudar».Sobre el día en que se perdió el rastro de Abril, recordó que como no regresaba de la playa, a donde había ido a buscar una muñeca, salió a buscarla y ya no la encontró. «En la playa había algunas personas y no me gustaba porque no hay tantos trabajadores que la conocen. En general los que vivimos acá nos conocemos todos», relató.

La mujer también se refirió al vínculo con su hija y dijo que era hermoso, aunque aclaró: «Con todo lo lógico de esta etapa de desarrollo, pero hay mucho amor». Abril había vuelto a convivir con ella hacía unos 10 días por una disposición judicial, pero de acuerdo al testimonio de los vecinos, la nena no quería vivir con ella. «No creo que me esté escuchando ni viendo. Sí en el corazón ella sabe todo», agregó su mamá.

Comparte esta noticia: