Casi cierra su pizzería en Bernal por la pandemia y ahora abren nueva sucursal en Quilmes

0
333
Fuente: Infobae

Gonzalo y Soledad compraron el fondo de comercio de la pizzería “El Nuevo Candil” de Bernal en 2018. “La pizzería tiene 42 años. Adquirimos el fondo de comercio porque los dueños originales estaban cansados» sostuvo la joven pareja que al año siguiente invirtieron todos sus ahorros para cumplir su sueño.

En 2020, con la llegada de la pandemia, la situación se complicó y tuvieron que apelar a un préstamo bancario para no dejar a ninguno de sus empleados en la calle. «Cuando empezó la cuarentena decidimos pedir un préstamo bancario de $850.000 para no ponerles excusas a nuestros empleados. La caída de marzo a junio de 2020 fue muy severa» explicaron

Con respecto a como fue sobrevivir todos esos meses, indicaron: “Nuestra familia vive de la pizzería, y al caer el 60% de la facturación nos alcanzaba nada más para pagar sueldos y no atrasarnos con los proveedores. Después, por suerte, el gobierno nacional nos ayudó y en junio del año pasado cobramos la ATP. Liquidamos los últimos ahorros para poder pagar los servicios en casa. Yo quería ganar tiempo porque sabía que si pasaba el invierno y llegaba a octubre, el laburo iba a repuntar

SEGUÍ LEYENDO:  Tren impactó contra una moto en Quilmes: Dos muertos

Finalmente, los días lindos llegaron y de a poco el negocio volvió a florecer. «Un día se acercó un amigo que también es cliente y apostó en nosotros. Teníamos un nudo en la panza y hoy nos encontramos con esta situación: en julio vamos a abrir un nuevo local en el centro de Quilmes que se va a llamar igual. Estamos contentos porque necesitamos ocho personas para comenzar. Eso es trabajo. Y cuando avance todo esto y volvamos a la normalidad, precisaremos más”, reveló el comerciante, y agregó «No me gusta pegarle al país en el que estoy viviendo, me da de comer y le doy trabajo a gente. Ser comerciante en Argentina es muy difícil, lo sé. Soy una persona que trata de hacer foco en lo bueno. Me encanta proyectar acá, no pienso en irme a vivir afuera. Con mi mujer insultamos por muchas cosas que tenemos que vivir, pero me encanta mi país. No me desalienta, al contrario: creo que podemos tener una Argentina diferente”. concluyó

Comparte esta noticia: