Por InfoQuilmes

CENSO 2022: No se darán cifras provisorias y los resultados definitivos estarán el año que viene

Al parecer habrá que esperar un tiempo más para conocer los datos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2022 realizado hace más de cinco meses. Los números provisorios debían ser dados a conocer por el Indec el pasado 15 de agosto, pero eso no sucedió producto de demoras en la carga de la información y errores que se encontraron durante el operativo. Y ahora se conoció una nueva postergación.

Las alarmas ya se habían encendido en la previa y durante la realización del censo a cargo del organismo que dirige Marco Lavagna. Y ahora, el propio Indec volvió a señalar que no dará la información provisoria y esperará a tener los datos definitivos, algo que podría ocurrir recién el año que viene.

Ante esto, quedó en la mira el dato de población difundido horas después del operativo, según el cual la Argentina tiene 47.327.407 habitantes, ya que el mismo fue resultado de una «tendencia de campo», de acuerdo con fuentes oficiales, pero puede variar en un millón de personas, o incluso más, según los especialistas.

Millones de datos perdidos

Una serie de errores provocaron la pérdida de millones de datos necesarios para cumplir con el calendario de divulgación establecido inicialmente por el Indec, que podría dar a conocer la población por localidad entre fines de este año y el próximo. La diferencia entre las fechas es de gran importancia para los gobernadores e intendentes.

Los resultados provisorios, que arrojarían la cantidad de habitantes por distrito, por ejemplo, se iban a elaborar con las llamadas «planillas resumen» que debían llenar los censistas el mismo día del relevamiento. Por falta de fondos, de capacitación, errores y dudas, el Indec evaluó que esos datos «no permiten reflejar íntegramente los totales preliminares de la población existente en cada una de las jurisdicciones. Los datos de las planillas resúmenes no cumplen con los estándares que requiere el Instituto para la difusión de información estadística precisa», agregó el organismo.

Por otro lado, la estructura censal estuvo compuesta, por primera vez, por más de un 50% de ciudadanos voluntarios. En operativos anteriores, la mayoría de los censistas fueron militares y docentes. Sin embargo, el Indec no se encargó directamente de convocar, sino que delegó esas funciones en municipios y provincias. De acuerdo con los testimonios recopilados por La Nación, hubo presencia de militancia y organizaciones sociales.

Por último, sobre el Indec hay actualmente una presión política significativa ya que el sistema de repartición secundaria de la coparticipación, que implica el cálculo de recursos para los municipios desde las provincias, está directamente relacionado con la cantidad de habitantes por distrito.

La oposición pide explicaciones

Tras conocerse que se perdieron millones de datos provisorios del Censo nacional realizado el 18 de mayo de este año, desde Juntos por el Cambio reclamaron al Indec que suministre más precisiones sobre por qué se demora la información del relevamiento. Además, el espacio quiere saber qué pasó con la carga de información y otros errores que se encontraron durante el operativo censal.

En ese sentido, el diputado nacional Martín Tetaz cuestionó al titular del organismo, Marco Lavagna, y exigió que el funcionario se presente en el Congreso de la Nación para dar explicaciones sobre lo que sucedió con el censo. «No vamos a esperar a los resultados definitivos del censo, vamos a seguir pidiendo explicaciones», dijo el legislador nacional de la UCR.

Lo sucedido hasta el momento hizo que Juntos por el Cambio presentara un proyecto en el Congreso para que se «especifiquen las razones de la demora en la publicación de los resultados preliminares, y las medidas o acciones que está arbitrando el Indec para agilizar dicha publicación». «No hay manera de saber a ciencia cierta si somos 47 millones de personas», dijo Tetaz en declaraciones radiales, en referencia al dato que se conoció una vez finalizado el operativo.

Para el diputado, uno de los problemas del Censo 2022 tuvo que ver con que «los censistas, en muchos lugares, no pudieron cotejar cuántas personas había en el hogar», ya que en esa jornada «mucha gente se rajó».

Fuente: ElTribuno

Comparte esta noticia: