Cervecería Quilmes compró una bodega y comenzará a fabricar vino

0
996

Cervecería y Maltería Quilmes acaba de ampliar su negocio en el mercado de cervezas y ahora también comenzará a competir en la venta de vinos.

La empresa anunció que adquirió la bodega Dante Robino, que cuenta con más de 100 años de historia en el mercado vitivinícola y con marcas como Dante, Capriccio, Novecento, Atelier. La compra incluye todos los productos de la bodega y también sus viñedos ubicados en el distrito de Perdriel, departamento de Luján de Cuyo, Mendoza.

El portafolio de Dante Robino incluye vinos y espumantes de media y alta gama, con precios de venta que van de los $200 a los $1.200.

La bodega cuenta hoy con una capacidad de producción de 11,5 millones de litros y sus nuevos dueños planean duplicarla en los próximos años. Desde Quilmes, destacaron que los 74 empleados que trabajan en Dante Robino continuarán trabajando para la empresa y también mantendrán a los 60 productores que les proven la uva.

Después de 130 años de historia, estamos entrando en una nueva categoría. Es la primera vez que incursionamos en el negocio del vino porque nunca antes tuvimos de forma directa una bodega”, señaló Martín Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes.

Aunque detalló que en los últimos meses realizaron algunas pruebas muy chicas con vinos en lata con la marca Blasfemia y un vino de tapa a rosca en botella individual de 375 mililitros, con la marca Root, para las generaciones más jóvenes.
“Dante Robino es una bodega relativamente chica, que tiene menos de un punto del mercado de participación. Nuestra idea es duplicar el tamaño de la bodega en los próximos dos a tres años. La intención es mantener el portafolio de la bodega, que hoy tiene 37 variedades distintas de productos, y a futuro pensar innovaciones”, destacó Ticinese.

Desde Quilmes aseguran que ahora los productos de la bodega pasarán a tener una mejor distribución en el mercado, especialmente en los supermercados y las plataformas digitales, lo que les dará una importante “palanca” adicional. El año pasado, fue complicado para el mercado de las cervezas, en un contexto de caída general del las ventas de productos de consumo masivo. La categoría tuvo una baja del 7% en volumen.

Cervecería y Maltería Quilmes fue fundada en 1890 y elabora, distribuye y comercializa cervezas, gaseosas, aguas minerales, jugos e isotónicos, en alianza con empresas internacionales como PepsiCo y Nestlé. La compañía cuenta con casi 6.000 empleados directos en la Argentina y diez plantas productivas. Forma parte del grupo global Anheuser-Busch InBev. Por su parte, la bodega Dante Robino tiene más de 100 años de historia en el mercado local. Actualmente, exporta el 30% de su producción a más de 40 destinos.

Comparte esta noticia: