No se han encontrado widgets en la barra lateral
Whatsapp
Telegram

Luego de que un jurado popular declarara culpables a los dos imputados por el brutal homicidio de Diego Sebastián Sotelo, cometido en 2017 en el barrio quilmeño de La Cañada, el Tribunal Oral Criminal N° 1 los condenó a la pena de 12 años de prisión. La víctima había sido agredida a palazos y rematada de un tiro.

Según quedó ventilado en las audiencias de juicio, el asesinato ocurrió el 29 de julio de 2017 alrededor de las 14.30 en inmediaciones del cruce de Av. Zapiola y 173 bis. Los ahora condenados, junto a otros no identificados, habían increpado a un grupo de jóvenes entre los que se encontraba Sotelo. El muchacho intentó huir, pero los agresores lo alcanzaron.

Mientras uno de los condenados le pegó con un palo en el cuerpo y en la cabeza hasta hacerlo caer al arroyo San Francisco, el otro habría sacado su arma y disparado el tiro mortal, cuando la víctima se encontraba ya indefensa. Ahora deberán cumplir la pena por “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego”.

Comparte esta noticia:
SEGUÍ LEYENDO:  Condenaron a prisión perpetua a 5 de los 8 rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa