No se han encontrado widgets en la barra lateral

Un cartel de obra colocado por la Municipalidad de Quilmes anunciando la construcción de un nuevo Parque Acuático en el Museo del Transporte despertó la indignación de algunos vecinos, ya que afirman que se talarán árboles para su puesta a punto y se reducirá el espacio verde y público del lugar.

A raíz de la polémica y mientras se organiza una protesta en la puerta del Museo, funcionarios municipales despejaron dudas y brindaron detalles del proyecto, que tiene un monto de casi 200 millones de pesos.

El Municipio de Quilmes anunció que comenzó la construcción del Nuevo Parque Acuático, que se emplazará en el Museo del Transporte, ubicado en la avenida Laprida 2200 esquina Ricardo Rojas, en Quilmes Oeste. El proyecto propone la construcción de un parque acuático con juegos, toboganes y aspersores aptos para todas las edades, junto a un núcleo de vestuarios, sanitarios y una sala de máquinas.

Dentro de este importante espacio, delimitado por las avenidas Laprida, Joaquín V. González, y las calles Andrade y la continuidad de Paula Albarracín, se ubican varios sectores para diversas actividades como el propio Museo Histórico del Transporte Don Carlos Hillner y Decoud.

Aloise    


Sin embargo, al enterarse de esta nueva obra, una importante cantidad de vecinos se manifestó en contra del proyecto, argumentando en primer lugar, que no hubo una consulta popular para conocer la opinión de la gente. Entre otros puntos, señalan que Quilmes presenta un importante déficit de espacios verdes.

SEGUÍ LEYENDO:  Desesperado pedido: tienen un poste a punto de caer sobre su casa

«Lo razonable es elegir áreas degradadas o que no tengan un uso recreativo y cultural como la elegida«, señalaron desde la Fundación Azara, quienes sostienen que este nuevo proyecto desnaturaliza y descontextualiza gravemente el Museo. Además afirman que las actividades propias de un parque acuático no son compatibles con los usos armoniosos del predio.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Una publicación compartida de Claudio Bertonatti (@naturalycultural)

«En Quilmes sobran espacios degradados, basurales clandestinos y áreas bajo intrusión donde se puede emplazar el mismo proyecto, incluso, en un radio menor a las 5 cuadras de donde está el Museo. Y si las autoridades municipales tienen dudas sobre la compatibilidad del proyecto en donde pretenden realizarlo, que consulten a los especialistas en Museología de la misma Provincia que lleva décadas formando profesionales en esta disciplina», sentenciaron los vecinos.

SEGUÍ LEYENDO:  Quejas vecinales por humo y olor a quemado en el aire

Ademas, agregaron que «en ningún momento se habla de la obra hidráulica, el museo funciona como terreno absorbente para las aguas de lluvias. En esta zona no hay desagües pluviales, toda el agua de esa pileta terminaría inundando las calles y colapsando las cloacas».

La petición ya superó las 5.000 firmas

Otra de las inquietudes de los vecinos sobre la construcción es que la obra se realice en medio de un sector con árboles, aunque desde el Municipio de Quilmes dijeron que la construcción conservará la arboleda natural del espacio y potenciará la visita de vecinos con una nueva atracción deportiva, de recreación y esparcimiento.

Ahora bastará que se habilite la obra para iniciar las construcciones, mientras que os vecinos ya convocan una marcha hacia el predio, que se llevará a cabo este jueves a las 19 horas.

Comparte esta noticia:

Por Facundo Muñoz

Periodista - Te invito a seguirme en mis redes