No se han encontrado widgets en la barra lateral

Un grupo de repartidores y familiares de Franco, el delivery de 21 años atropellado días atrás por un colectivo de la línea 257 en Ezpeleta, marcharon hacia las terminales de la empresa Expreso Villanueva, donde pidieron el compromiso por parte de sus autoridades para acompañar a la familia que debe afrontar costosos gastos de prótesis e internación. «Habló con la familia el delegado y les dijo que les iban a dar una mano con los gastos», señalaron.

El hecho tuvo lugar cerca de las 22 horas del domingo en el cruce de las calles Antártida Argentina y General Paz, Ezpeleta, cuando Franco circulaba con su moto mientras trabajaba para una app de pedidos. Al llegar a esa intersección, impactó de lleno con un colectivo de la empresa Expreso Villanueva, en circunstancias que aún están siendo determinadas. Como consecuencia del choque, debió ser asistido por médicos, quienes lo trasladaron al Hospital de Quilmes de Urgencia. El último parte médico informa que se encuentra con la cadera quebrada, fractura expuesta de fémur, y los pulmones y el hígado perforado.

En horas del mediodía de este martes, decenas de repartidores se dirigieron en primer lugar, al Hospital Iriartde de Quilmes, donde permanece internado Franco, en estado delicado. Luego marcharon hacia la terminal del 257 de Ezpeleta, donde colocaron carteles en pedido de justicia. Finalmente, los deliverys cortaron la avenida Yrigoyen y la calle Humberto Primo, donde pidieron seguridad, ya que sufren cualquier tipo de hechos delictivos durante sus recorridas en el distrito.

Comparte esta noticia:

Por Facundo Muñoz

Periodista - Te invito a seguirme en mis redes