Desbaratan banda que cometía salideras bancarias en Bernal

0
301

Tras una serie de allanamientos simultáneos en los partidos de Avellaneda y Gral. San Martín, la Policía Bonaerense desbarató una banda acusada de cometer salideras bancarias en la localidad quilmeña de Bernal. Uno de los implicados había sido atrapado por una de sus víctimas al momento del asalto.

El caso investigado tuvo lugar el pasado 15 de abril, cuando un comerciante extrajo la suma de 120 mil pesos de la sucursal del Banco Itaú de Bernal, ubicada en la avenida San Martín entre Don Bosco e Ipiranga. Los malvivientes lo habrían marcado y seguido desde allí hasta que la víctima -de 45 años- arribó a su domicilio en Av. Caseros al 800.

Justo en el momento en que se detuvo fue sorprendido por los dos motochorros, que le reventaron los vidrios de las ventanillas. Mientras uno de los malvivientes tomó el bolso con el dinero, el otro golpeó al comerciante con el objetivo de que no pudiera reaccionar. Sin embargo, la actitud del hombre fue totalmente contraria y, ante la fuga de los hampones, se abalanzó sobre la motocicleta arrojándolos al suelo y reduciendo a golpes a uno de ellos.

SEGUÍ LEYENDO:  Principio de incendio en la planta de AySA en Bernal

Mientras tanto, el restante tomó la mochila con el botín y huyó hacia la calle Victoria, donde lo esperaban un cómplice de apoyo en otro rodado. Tras la fuga de estos, un efectivo de la Policía Local que se encontraba en las inmediaciones intervino y procedió al arresto del primero de los acusados, un sujeto de 30 años domiciliado en Villa Domínico.

Acto seguido, el gabinete criminológico de la Comisaría Octava de Quilmes, al mando del comisario Gastón Cuneo, se abocó a las pesquisas del caso para dar con los ladrones fugitivos, bajo la instrucción de la fiscal Ximena Santoro de la UFIJ N° 7. Los detectives policiales consiguieron identificar a cuatro sospechosos de integrar esta banda en domicilios de Isla Maciel, Avellaneda y Loma Hermosa, los cuales fueron allanados en un importante operativo llevado a cabo este viernes por los agentes de seguridad.

Como resultado del procedimiento arrestaron a dos mujeres y dos hombres de entre 23 y 30 años, secuestrando una notebook, teléfonos celulares, documentación varia, marihuana y una pistola calibre 9 milímetros con una docena de municiones. Los detenidos quedaron imputados por los delitos de “robo calificado en poblado y en banda, portación ilegal de arma de fuego, resistencia a la autoridad y tenencia de estupefacientes”.

Comparte esta noticia: