Desesperada búsqueda del abogado quilmeño tras 17 días de su misteriosa desaparición

0
429

Salvador Altamura fue visto con vida por última vez el 13 de julio. Esta semana los familiares marcharon hacia los tribunales para exigir su aparición, sostienen que fue un secuestro con fines de robo.

Luego de 17 días las dudas e incertidumbre predominan. Salvador Altamura fue visto por última vez cuando salió de su departamento ubicado en 25 de Mayo al 200, centro de Quilmes, para ir a caminar con un amigo. Tiene 48 años, es abogado, empresario y motociclista. Su familia sostiene que fue un secuestro con fines de robo, y reclaman que cambien la caratula de la causa, la que hoy figura como «averiguación de paradero».

La madre de Salvador está desesperada. En diálogo con La Nación + protestó porque la Justicia no avanza en el caso, a la vez que admitió que con el paso del tiempo es cada vez más pesimista.

“La causa está como el primer día. No quiere decir que no hayan avanzado, porque están trabajando mucho y muy bien. Pero de todas maneras el sistema es lento en general, no para mí sino para todos. Pedimos la aceleración de las diligencias y que las compañías de comunicaciones trabajen más rápido”, comenzó Norma.

“Mi hijo fue secuestrado, torturado, le sacaron sus llaves, entraron en su departamento, le robaron una suma de dinero que no sé exactamente cuánto es y se llevaron su moto, con la que después cometieron otros ilícitos”, reclamó la mujer.

«Él tiene una hija de 12 años que no para de llorar y pedir por su padre. Está con psicólogos y los primeros días no ha querido comer. Estamos desesperados, mi esposo tuvo un ‘patatute’ horrible, un estresazo con un bajón de presión que casi se muere” lamentó.

Las cámaras de seguridad de su edificio en Quilmes captaron el momento en que bajó la velocidad de su moto para ingresar a su propiedad, pero luego de unos segundos, siguió de largo.

En la madrugada del martes le entraron a robar y se llevaron un monto que aún se desconoce. Dos días más tarde dos motochorros usaron su moto para robar en el centro de Quilmes. En tanto que en la tarde del día de su desaparición, el abogado intercambió mensajes con la madre de su hija a través de WhatsApp pero en un momento su teléfono se apagó. En la noche un amigo le mandó un mensaje, que fue leído por alguien, ya que obtuvo la doble tilde azul, aunque no hubo ninguna respuesta.

El martes de esta semana, sus familiares movilizaron al Poder Judicial ubicado en Hipólito Yrigoyen, para reclamar el cambio de carátula en la causa para que se pueda avanzar.

En tanto, la hermana de Salvador aseguró a este medio que este viernes a las 11 hs. marcharán nuevamente a la sede judicial para reclamar su aparición con vida, y aseguró que encontraron su moto en inmediaciones de Isla Maciel.

Comparte esta noticia: