Por Federico Ramondi

Desesperado pedido de ayuda de una mujer golpeada y maltratada por su hijo

Una mujer de Quilmes Oeste atraviesa desde hace meses un calvario en el que es víctima de violencia de género por parte de su propio hijo, al que ya denunció en una decena de oportunidades y aún no hay respuesta por parte de la Justicia. En la última oportunidad una vecina llamó al 911 y filmó cuando el joven le dio una paliza y la arrastró de los pelos por la vereda, pero la policía nunca llegó. 

El hostigamiento comenzó hace un año cuando el hijo de esta mujer, junto a su pareja -ambos docentes que trabajan en distintos colegios de Quilmes- comenzaron a hacerle la vida imposible para que la víctima abandone su casa, en la calle 393 entre Sarratea y Fornabaio, y así ellos poder quedarse con la propiedad. 

«Trabajo de 7 a 16, él me puso cámaras para saber cuándo estoy y cuando no. A veces vuelvo a mi casa y encuentro todo revuelto, cosas rotas y otras que me faltan. Su papá hace 20 años que ya no está conmigo, pero apoya todo lo que hace. Vino hasta la puerta armado, ya no sé qué hacer y tengo miedo de no contarla más», relató esta mujer al periodista Matías Candal.

Hace unas semanas atrás mientras su hijo le pegaba, apareció un amigo de la víctima, la defendió y golpeó al hijo. Irónicamente, el episodio terminó con la policía llevándose detenido a quien había defendido a la mujer. «Estoy sola, no tengo abogados, hago lo que puedo. Necesito ayuda, vivo con miedo cuando salgo a la calle y cuando llego a mi casa», lamentó.

Mientras pasan los meses, los días y las horas, ni las autoridades de la Comisaría Novena de Quilmes ni las judiciales dan respuestas y las agresiones son cada vez mayores. Sólo hubo al momento una audiencia el pasado 17 de marzo en la Fiscalía N°2, pero el presunto agresor sigue libre.

Comparte esta noticia: