Por InfoQuilmes

El Cervecero copó Racing y despidió al equipo con aplausos a pesar de la derrota

Este martes por la noche en el cilindro de Avellaneda, Barracas Central derrotó 5-4 a Quilmes a través de los penales tras empatar sin goles en los noventa minutos por la final del reducido de la Primera Nacional. De esta manera, el Guapo ascendió a la Liga Profesional y jugará por primera vez en Primera División tras 87 años, mientras que el decano del fútbol argentino quedó al borde del ascenso por segundo año consecutivo.

Un párrafo aparte para la hinchada del Cervecero que colmó Racing. Casi 20.000 hinchas de Quilmes coparon el anillo inferior y superior de la popular (incluso un sector que no se encontraba habilitado, pero debieron abrirlo debido a que la capacidad superaba el 100%) y la platea.

Finalizado el encuentro, la parcialidad de Quilmes despidió al equipo con aplausos y se retiraron sin generar desmanes. Lo mismo no se puede decir del bochornoso operativo policial, que desde tempranas horas arrearon como si fuesen ganado a los miles de hinchas que asistieron al estadio con sus respectivas entradas, haciéndolos pasar por una especie de «embudo humano» y generando interminables filas. A raíz de la brutal represión de los agentes policiales (algunos montados a caballo) que golpearon a mansalva y sin discreción, varias mujeres y niños resultaron con heridas.

SEGUÍ LEYENDO:  LA PEOR NOTICIA PARA QAC: Walter Benítez quedó libre en Francia y el Cervecero se perdió un ingreso millonario

Comparte esta noticia: