Por Federico Ramondi

Golpearon a un médica en el Dispensario Municipal porque no quiso hacer un certificado

Una pediatra que cumplía el turno de guardia en el Dispensario Municipal “Ramón Carrillo” de Quilmes Oeste fue golpeada de un puñetazo en la cara por la madre de un menor al que estaba revisando. Lo insólito de la situación fue que la agresora terminó denunciando a la médica por “mala atención”.  

Según informaron a InfoQuilmes los compañeros de la víctima, todo ocurrió este miércoles en circunstancias en que la profesional de la salud se encontraba atendiendo a un niño. La madre del menor le pidió que le extendiera un certificado médico, pero la doctora se habría negado a hacerlo ya que al estar en la guardia no correspondería a sus funciones. 

Entonces fue que la atacante la habría tomado por sorpresa, mientras la galeno escribía, y le asestó un violento golpe en el rostro. Hubo revuelo en los minutos posteriores dentro del centro asistencial y los compañeros de la pediatra llamaron a la policía. “Vino un patrullero y la agresora se fue en el móvil para hacerle una denuncia a la médica, supuestamente porque la había ‘atendido mal’”, aseguró la fuente consultada.

Asimismo, como la profesional sintió que no estaba garantizada su seguridad física, decidió abandonar su puesto de trabajo.

Comparte esta noticia: