Hallaron un cadáver dentro de un barril: sería de un hombre que era buscado intensamente

0
863
Foto: Carlos Sánchez

Los restos de un cuerpo fueron encontrados esta tarde por la policía en el fondo de una casa de Bernal. Todo indica que se trata de Rodrigo Cristaldo, quien era buscado desde el 5 de octubre en Quilmes. Hay dos prófugos.

Efectivos de la policía bonaerense encontraron este martes un cuerpo descuartizado e investigan si se trata de un hombre de 41 años que estaba desaparecido desde el lunes pasado. Fuentes policiales indicaron que los restos estaban dentro de un tambor de plástico en la casa de un vecino de la zona. Hay dos personas que al momento del allanamiento escaparon por los techos y permanecen prófugas.

Los investigadores señalan que la víctima sería Rodrigo Cristaldo, quien fue visto por última la semana pasada en las intersecciones de las calles Los Andes y Chacabuco, en la localidad de Bernal. Había ido al banco a realizar un trámite, pero no regresó. Su familia hizo la denuncia por averiguación de paradero en la Comisaría Segunda inmediatamente, ya que el hombre padecía cáncer cerebral y temían que pudiera haberse desorientado.

La hermana de Rodrigo le comunicó al fiscal de la causa que Rodrigo había tenido un problema con el dueño de una casa ubicada en Zeballos 342, entre Ayacucho y Maipú, en Bernal, partido de Quilmes. “Había discutido con este vecino, se habían peleado muy mal”, contó Eliana Cristaldo. “Él había dicho que, en algún momento, se iba a hacer el amigo, lo iba a matar y cortar en pedazos para hacerle pagar lo que pasó”, agregó.

Sin embargo, la familia nunca sospechó del posible asesino. “No lo teníamos identificado como alguien peligroso, para nada. Lo vi hace dos días, lo saludé y le comenté lo de Rodrigo. Me dijo: ‘Pobre, debe estar desorientado por su enfermedad’”. “Era un hombre que parecía ser excelente”, agregó.

Tras la alerta de la familia, el fiscal autorizó un allanamiento en la casa del hombre. En el operativo, los efectivos encontraron en el patio trasero un tambor de plástico, cubierto con cal y cemento, que contenía restos humanos.

Momento en que retiran el barril desde dentro de la casa

Dos sospechosos están siendo intensamente buscados por la policía, ya que escaparon por los techos cuando llegaron los efectivos a realizar el allanamiento. Si bien todavía no está confirmado que se trata de Cristaldo, en las próximas horas su familia podría identificarlo a través de unos tatuajes que tenía en el cuerpo. “Está irreconocible porque le tiraron cal y cemento. Todavía tenemos que ir a la morgue”, indicaron desde la familia.

La causa es investigada por el fiscal Leonardo Sarra, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Quilmes.

Comparte esta noticia: