Internaron de urgencia al "Teto" Medina en Quilmes

0
310

Marcelo «Teto» Medina fue internado este domingo, con carácter de urgencia en la clínica Abrines, de Quilmes Oeste, y según las primeras informaciones padecería un cuadro de depresión.
En el certificado médico, firmado por la doctora especialista en psiquiatría Valeria D’Abate, se deja constancia del problema de salud del conductor, y se especifica que deberá permanecer internado durante 30 días.
Teto Medina fue denunciado por Fernández el martes pasado en la Comisaría 42 de Mataderos, por un hecho que tuvo lugar el 8 de febrero pasado. Se suma a una demanda previa por violencia familiar que había sido elevada a juicio apenas una semana antes, el 18 de junio, en los juzgados de Lomas de Zamora. Por aquella causa se había establecido una restricción perimetral.
Según informó el periodista Mauro Federico, Fernández contó que este nuevo episodio comenzó cuando fue a buscar al conductor a la radio en la que se desempeñaba en ese entonces. Según su relato, «Medina estaba muy agresivo, desarreglado, y con la ropa sucia. Además, le faltaba un diente».
Entonces, siempre de acuerdo a la denuncia, se dirigieron a la casa de él para que se higienizara. Ella lo esperó durante 30 minutos en su auto particular, y cuando su pareja regresó, notó que no se había bañado ni cambiado la vestimenta. «Y tenía una bolsa de plástico», agregó Fernández, si bien dijo desconocer su contenido.
Cuando estaban a la altura de la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, Medina extrajo de dicha bolsa «dos armas tipo revólver», y la amenazó para que continuara la marcha hasta el domicilio particular de Mónica, ubicado en el Partido de Almirante Brown.
Una vez allí, la mujer se encerró en su habitación y escuchó que el conductor «le exigió» a su hijo que lo acompañe a «realizar el cambio de las armas por droga, más específicamente cocaína». Según Fernández, su ex pareja «consumía y sufre adicciones».
La madre del joven, de 29 años, se opuso a que se realizara dicho intercambio, y fue ella misma quien se ofreció a ir con el conductor, con quien estuvo en pareja durante cinco años, hasta marzo de este año. El encuentro fue en una estación de servicio ubicada en Avenida Eva Perón y Avenida Espora. Fernández se quedó en el auto esperándolo, y Medina le pidió que no descendiera. «No sabía con quién se iba a encontrar».
El conductor regresó 45 minutos más tarde «sin armas», y con un «humor diferente al que tenía antes». Volvieron al domicilio de la denunciante, y el Teto se encerró en el cuarto.
Luego de que se hicieran públicas las denuncias en su contra, el Teto le envió un audio a la periodista Pilar Smith: «Es todo mentira. Tengo cuatro hermanas mujeres, una hija, imaginate si yo puedo hacer eso. Me mato antes. Es despecho, despecho, despecho. Es la segunda vez que me pasa».

Comparte esta noticia:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here