No se han encontrado widgets en la barra lateral

Dos delincuentes forzaron la puerta de un taller de herrería en el barrio de La Cañada, durante la madrugada de este martes, y se llevaron alrededor de $500.000 en herramientas dentro de un changuito. La víctima asegura que, producto del robo, lo dejaron “desempleado” ya que no le quedó “ni un destornillador” para trabajar. 

Pablo era empleado de comercio y con el tiempo decidió apostar a su proyecto de herrería. Emprendió e invirtió lo que tenía para comprar las herramientas y materiales para comenzar a producir distintos artículos, trabajando de sol a sol. Sin embargo este martes todo cambió cuando a las 4 de la mañana dos ladrones forzaron la puerta de su taller en la calle 391 entre Tucumán y Bombero Sánchez, y lo desvalijaron en 20 minutos. 

Los bandidos pasaron tres veces por la cuadra hasta que pudieron vaciar el taller.

“Todo, absolutamente todo se llevaron. Más de medio millón de pesos en herramientas, entre las que tenía el compresor de pintura nuevo que me llegó el lunes y que no había estrenado, una amoladora, un taladro eléctrico y uno inalámbrico, la soldadora, un ventilador, un equipo de música, una morsa, todas las herramientas del tablero, que quedó vacío. En la vereda había tiradas dos remachadoras que se ve que se les cayeron”, detalló la víctima en diálogo con InfoQuilmes. 

SEGUÍ LEYENDO:  Ladrón entró a robar en una panadería de Bernal Oeste
Uno de los ladrones huye con una soldadora eléctrica.

Cuando a las 8 de la mañana el herrero fue a abrir para comenzar la jornada de trabajo se encontró con un panorama de terror: “Me partieron al medio, estoy devastado. Me sacaron todas las herramientas de trabajo. Hoy me siento como un desocupado, porque si quiero fabricar el más básico de mis productos no lo puedo hacer si no salgo primero a hacer la inversión, que es un montón de plata que no tengo. No dejaron nada”, lamentó.

Cámaras de seguridad de la cuadra captaron el accionar de los malandras.

Los malvivientes se llevaron el botín en un carrito rojo de supermercado, por lo que la víctima cree que podrían ser del barrio. “Me da bronca pensar que si son chorros de la zona mis herramientas deben estar acá a diez cuadras a la redonda”, expresó Pablo, quien siente la impotencia de no poder llevar el plato de comida a la mesa por culpa de esta situación. 

SEGUÍ LEYENDO:  Les robaron el auto y apareció desarmado en el arroyo

El hecho es investigado por el gabinete criminológico de la Comisaría Quinta de Quilmes, al mando de la subcomisario Mariana Escarlón. Por la tarde, peritos trabajaron en la zona y se recabaron numerosas imágenes de cámaras de seguridad que podrían permitir identificar a los bandidos. Se pide a los vecinos que en caso de reconocer a alguno de los que aparecen en las filmaciones den aviso al 911.

Comparte esta noticia: