No se han encontrado widgets en la barra lateral

Los centros de Quilmes, Bernal y San Francisco Solano se tiñeron de celeste y blanco con miles de hinchas de la Scaloneta que bailaron al ritmo de “Muchachos”, alentaron al capitán Lionel Messi y cantaron el himno para celebrar la obtención de la Copa del Mundo por parte de la selección. La alegría fue la principal protagonista de un día histórico.

Luego de un encuentro de tres horas para el infarto, la atajada del Dibu Martínez y el remate final de Gonzalo Montiel en la tanda de penales ante Francia, los gritos en todo el país se liberaron como un desahogo necesario, como una expresión de inmensa felicidad por la tercera Copa y, por sobre todo, porque quien la levantó fue Messi. Tras la entrega de premios las calles que estuvieron desiertas comenzaron a colmarse de hinchas, de familias, de amigos, de parejas, de grandes y chicos vestidos con los colores argentinos.

Así lucía el playón de San Francisco Solano. Créditos: @ph.ricardobarrientos

En nuestra ciudad los principales puntos de encuentro estuvieron en la Plaza del Bicentenario (Conesa) y en la San Martín en menor medida. La esquina de Belgrano y 9 de Julio estuvo abarrotada de bernalenses celebrando, y la de Av. 844 y 893 en Solano no se quedó atrás. La celebración fue total, afortunadamente sin violencia, en paz y con la alegría que merecía el pueblo después de tanto sufrimiento.

SEGUÍ LEYENDO:  San Francisco Solano: Presentaron la planificación de 85 cuadras de pavimentos

Con banderas y camisetas argentinas, al ritmo de los redoblantes, bombos y trompetas la gente cantó las melodías de aliento a la selección, a Messi, saltaron para demostrar que “no son ingleses” y hasta hubo momentos de emoción al entonar las estrofas del Himno Nacional. Una jornada de fiesta, alegría y unión que será recordada por años por todos los argentinos en cada distrito del país.

Aloise    

Foto portada en Plaza Conesa: @ph.ricardobarrientos

Comparte esta noticia: