Por Federico Ramondi

Motochorros intentaron asaltar a una jubilada, pero su hijo la defendió a tiros e hirió a un delincuente


El viernes por la noche dos delincuentes a bordo de una motocicleta robada intentaron sustraerle el auto a una jubilada frente a su casa de Bernal Oeste. La situación se convirtió en un feroz enfrentamiento armado cuando su hijo escuchó los gritos y salió a defenderla, hiriendo a uno de los bandidos de un tiro en el abdomen.

Todo comenzó cuando la víctima llegaba con su hijo a un domicilio de la calle Don Bosco y Guido Spano, a bordo de un Renault Kwid. El hombre entró a la vivienda y la mujer se demoró unos minutos más en la puerta, lo que fue detectado por los motochorros, que la vieron vulnerable y decidieron atacar.

Los bandidos amenazaron a la señora con armas de fuego y le exigieron que entregara las pertenencias y las llaves del vehículo. En ese momento, los gritos desesperados de la mujer alertaron a su hijo, quien no dudó en salir a defenderla muñido de una pistola calibre 9 milímetros que tiene por seguridad.

SEGUÍ LEYENDO:  Siguen adelante los trabajos y puesta en valor en los establecimientos educativos de Quilmes

Se produjo así un tiroteo entre el vecino y los malvivientes, quienes terminaron escapando del lugar a la carrera abandonando la motocicleta en la que habían llegado, una Zanella Due que tenía pedido de secuestro por haber sido robada el pasado 16 de agosto. Milagrosamente, ninguna de las víctimas resultaron lesionadas, pero uno de los hampones fue alcanzado por una bala.

Anoticiados sobre lo sucedido, efectivos de la Comisaría Segunda de Quilmes, al mando del comisario Diego Román, iniciaron un rastrillaje por la zona y dieron con uno de los sospechosos, un menor de 17 años, escondido entre unos arbustos en el cruce de las calles Lavalle y Castrobarros. El sindicado fue trasladado en una ambulancia al Hospital Iriarte de Quilmes, donde debió ser intervenido quirúrgicamente por el balazo recibido en el abdomen y permanece internado al día de hoy.

Asimismo, una de las armas calibre 22 utilizadas en el asalto fue encontrada escondida debajo de un auto a unos 50 metros, gracias al seguimiento que se hizo mediante las cámaras de seguridad. También se incautó el arma del hijo de la jubilada, aunque no se tomó temperamento alguno con él.

SEGUÍ LEYENDO:  Robo de un auto en La Colonia terminó tras cinematográfica persecución hasta Bernal

En la causa, caratulada como “tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego”, intervino la fiscal María Julia Botasso de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 1 de Quilmes, quien dispuso que en cuanto sea dado de alta, el adolescente quede detenido en un instituto de menores dada la gravedad del hecho que se le imputa y que cuenta con un frondoso prontuario de antecedentes

Comparte esta noticia: