Por Facundo Muñoz

Perro guardavidas mordió a un policía y le «pidió disculpas»: Junto a sus hermanos deberá abandonar la ribera y buscan hogar

El conocido perro guardavidas «Juan Carlos Ribera», que vive en el rio local desde hace seis años cometió un error al morder a un efectivo policial, y desde su cuenta oficial de Facebook le pidió disculpas. Sin embargo, se informó que él y su manada deberán abandonar sus cuchas ubicadas en la zona y ahora buscan familias adoptivas. Es el mismo perro que quedó inmóvil tras un virus y gracias a la colecta de la gente logró salir adelante.

La triste noticia se conoció este miércoles a través de la página oficial del perro guardavidas que se supo ganar el cariño de toda la comunidad. «Juanca», como suelen llamarlo, vivió más de seis años en la Ribera de Quilmes sin ocasionar ningún problema. El pasado domingo por la mañana, el can mordió a un efectivo policial que cumple funciones en el destacamento que se encuentra junto a la base de guardavidas, ubicada en la Avenida Cervantes e Iriarte.

«Él, junto a otros, se encontraba empujando a un auto que no arrancaba y no sé por qué fui yo de atrás y lo mordí», publicaron desde las redes sociales de Juan Carlos Ribera. Desde hace bastante tiempo en dicha cuenta se publica el día a día del perro que ayuda en los operativos de salvamento y prevención en la ribera. En ese sitio tiene más de 5.100 seguidores.

SEGUÍ LEYENDO:  Vecinos de La Ribera reclaman que están sin luz hace más de 20 horas

«Mis humanos Guardavidas le hicieron los primeros auxilios, y luego se fue a atender al Dispensario de Quilmes. Ahí le dieron una orden para que me lleven a control en Zoonosis Quilmes durante cinco días, en observación, presentando mi libreta de vacunación al día», agregó.

Y detalló: «Me siento muy avergonzado y responsable. El SubComisario del destacamento, muy amablemente y con mucho respeto, fue a hablar con mis jefes, comentándoles que de día y por la noche reciben muchas quejas y denuncias de humanas/os por la conducta de nuestra manada, que asustamos y nos vamos al humo a ciclistas, motociclistas, autos y transeúntes».

Desde la cuenta continuaron: «Con más de 6 años, viviendo en nuestras cuchas, al frente de base Guardavidas, nos volvimos adultos y muy territoriales, y con este incidente de la mordida, sugirió que ya no podemos vivir ahí, nos tenemos que ir de La Ribera». Uno de los Guardavidas, apodado «El ciruja», se llevará a Juan Carlos a su casa para resguardarlo, pero sus hermanos Piedra y Juan José buscan un hogar de inmediato.

SEGUÍ LEYENDO:  Vecinos de La Ribera reclaman que están sin luz hace más de 20 horas

Se necesita ayuda para conseguir un hogar a los perros que lamentablemente no podrán volver a la zona de La Ribera. «Nos llegó la jubilación temprano, me mandé una macana y tengo que pagar. Estoy muy perri apenado, todavía no entiendo lo que pasó, te pido disculpas humano, no sé por qué te mordí», concluyó el perfil.

SU ENFERMEDAD

Juan Carlos es el perro que hace unos años fue afectado por un virus. Un día lo vieron paralizado, y los veterinarios le diagnosticaron Erlichia cannis (una bacteria parasitaria), toxoplasmosis y un extraño virus que afecta el sistema nervioso.

Alojado en un refugio canino que se sumó a la campaña para colaborar con su tratamiento, empezó a tomar la medicación que le recetaron y a sentirse mejor. De a poco volvió a caminar y sostenerse en pie. Pero nadie imaginaba que tan rápido volvería al rio para su vida habitual. La mañana del 29 de julio se subió al auto de su amigo guardavidas y emprendieron camino a la Ribera. Sin parar de mover la cola, Juan Carlos se bajó del auto y la primera emoción fue el reencuentro con los otros cinco perros que duermen en el lugar.

SEGUÍ LEYENDO:  Vecinos de La Ribera reclaman que están sin luz hace más de 20 horas
Comparte esta noticia: