Por InfoQuilmes

Polémica medida en bingos y casinos de la Provincia

El gobierno de Axel Kicillof rehabilitó el uso de las tarjetas de débito y la instalación de posnet en las salas de apuestas de casinos, bingos, hipódromos y agencias hípicas. La medida, que tiene como objetivo combatir el lavado y la evasión de dinero despertó la polémica ya que desde 2016 estaba prohibido para disminuir la ludopatía. Legisladores de la oposición presentarán un proyecto para impedir que el tema avance.

De acuerdo a una resolución del Instituto Provincial de Loterías y Casinos, quedó anulada una disposición de 2016 que prohibía la utilización de medios de pagos electrónicos en esos lugares de juego como una forma de prevenir la ludopatía. Ahora, la determinación del presidente del IPLyC, Omar Galdurralde, argumenta que se busca “la prevención de la evasión fiscal y el lavado de activos, en las Salas de Juego”.

Sin embargo, la resolución 447 del 2022 de ese organismo tiene una excepción: no podrán aceptarse las tarjetas otorgadas o que incorporen fondos de planes sociales o asistenciales. Según detalla el diario Clarín, la decisión del gobierno de Kicillof abre una nueva controversia sobre el alcance y el impacto social de las actividades lúdicas. Hay estudios que indican que el uso del efectivo genera una percepción de mayor gasto con respecto al dinero electrónico. Por lo tanto, la gente con esta medida se cuidaría menos.

En Buenos Aires funcionan 46 bingos; 12 casinos; 5 hipódromos y 186 agencias hípicas. Una medida dispuesta hace 25 años prohibía la instalación de cajeros automáticos dentro de las salas. Se extendió hasta dos cuadras a la redonda. Y en noviembre de 2016 el gobierno de María Eugenia Vidal prohibió los sistemas de pago electrónico en el interior de los recintos. Otra justificación para la vuelta de los medios de pago virtuales se asienta en decisiones de la AFIP. Según explica una medida de la agencia de recaudación determinó la obligación del uso de tarjetas “en los Salones de juego, considerándolos un servicio de esparcimiento”. Y que se apunta a “la bancarización de los casinos y juegos de azar y/o apuestas en toda la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires, resulta conveniente y necesario” para ajustar el beneficio fiscal.

RECHAZO DE JUNTOS POR EL CAMBIO

El senador de Juntos y presidente de la Coalición Cívica de la Provincia, Andrés De Leo, presentó esta semana un proyecto legislativo con el objetivo de expresar su preocupación por el efecto y las consecuencias de la Resolución 477/2022, dictada por Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia, por medio de la cual se deja sin efecto la Resolución 2215/16 que limitaba la instalación y funcionamiento de cajeros automáticos en salas de juego, “que había sido tomada como medida contra la ludopatía y el juego compulsivo”, señaló el legislador.

“La Resolución 2215/16 fue dictada en noviembre de 2016 –agregó De Leo-, dentro del Programa de Prevención y Asistencia del Juego compulsivo impulsado por el Instituto de Lotería y Casinos, con el objeto preciso de prohibir las máquinas expendedoras de dinero, y/o medios electrónicos que permitan las transacciones con tarjetas de crédito y/o débito bancario (posnet) en bingos y salas de juego, pretendiendo que la decisión acerca del monto o disponibilidad de crédito para jugar sea tomada de manera meditada”. En el mismo sentido, el senador de Juntos manifestó que “esa resolución de 2016 habilitaba además al Instituto de Lotería y Casinos a impulsar sanciones contra quienes violaran la resolución”.

“El 4 de abril de este año, el Instituto de Lotería y Casino revierte esta medida, dejando sin efecto lo establecido en aquella oportunidad. Esto nos preocupa mucho, porque sabemos -por estadísticas-, las graves consecuencias que la ludopatía trae a las personas y a las familias, sobre todo en tiempos de crisis, y esto es un paso atrás en una política pública que tenía como meta luchar contra ese flagelo”, finalizó diciendo De Leo.

Comparte esta noticia: