Policía de civil evita robo en barrio La Paz y mata al delincuente

0
587

Voceros judiciales informaron que un oficial de la Policía de la provincia, que estaba franco de servicio y vestido de civil, se encontraba junto a uno de sus hermanos a metros de una parada de colectivos en el barrio La Paz (813 y 895). En ese momento, un colectivo de la 266 detuvo la marcha frente a ellos, lo que llamó la atención de los hermanos.
De acuerdo a las fuentes, a través de la iluminación interna del colectivo pudieron ver como un joven le pegó un culatazo al chofer, mientras que otro le robaba las pertenencias a los pocos pasajeros que había a bordo.
Tras ello, uno de los delincuentes descendió del transporte por la puerta delantera y su cómplice lo hizo por la trasera, por lo que una vez que el colectivo comenzó a avanzar, el policía se identificó como tal y les impartió la voz de “alto”.
Ante esta situación, los asaltantes, que habían comenzado a escapar corriendo en dirección contraria al tránsito, se dieron vuelta y comenzaron a dispararle al oficial.
El efectivo repelió la agresión y se originó un tiroteo, que concluyó cuando uno de los ladrones recibió al menos dos impactos de bala y luego cayó muerto a unos 100 metros del lugar. En tanto, el otro asaltante logró escapar.
Interviene en la causa la fiscal Ximena Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Quilmes, quien ordenó que los peritajes en el lugar fueran realizados por miembros de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), al estar involucrado un policía bonaerense.
Los gendarmes identificaron a la víctima como Walter Ezequiel Maldonado y en uno de los bolsillos de su campera encontraron un teléfono pcelular que pertenecía al chofer del colectivo.
Asimismo, en el recorrido que utilizaron los delincuentes para intentar escapar fue encontrada una mochila robada a uno de los pasajeros, y se secuestró el arma reglamentaria del efectivo.
El cuerpo de Maldonado fue trasladado esta mañana a la morgue judicial de Lomas de Zamora para realizar la autopsia correspondiente, y por orden de la fiscal Santoro se preservaron sus manos para efectuar las pruebas de dermotest y establecer si le disparó al policía.
La funcionaria judicial aguardaba los resultados de la necropsia, de las pericias balísticas y el análisis de las prendas de vestir del asaltante fallecido, como así también el testimonio de vecinos que presenciaron el hecho, para avanzar o no en la imputación hacia el oficial, quien esta tarde permanecía en libertad.
Por su parte, esta mañana los pasajeros asaltados se presentaron en la comisaría 5ta. de Quilmes para denunciar el robo ocurrido a bordo del colectivo.
La causa fue caratulada como “Robo calificado por armas de fuego reiterados” y homicidio”, añadieron los informantes.

Comparte esta noticia:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here